UTA acató la conciliación obligatoria y levantó el paro

Editar noticia
El gremio canceló la medida de fuerza en reclamo de un aumento salarial. 

Foto: Tamse

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) levantó el paro en los servicios de corta y media distancia del interior del país.

Si bien el Ministerio de Trabajo de la Nación dispuso ayer la conciliación obligatoria -por diez días- en el conflicto, el gremio mantuvo la medida durante las primeras horas del martes argumentando que no fue notificado oficialmente.

Sin embargo el paro fue cancelado al mediodía cuando la disposición de la cartera laboral se consumó.

La huelga fue decretada ante la negativa empresarial de otorgar una recomposición del 50%, es decir igualar los salarios de las provincias con los del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

La entidad sindical que encabeza Roberto Fernández valoró los subsidios entregados por el Gobierno nacional para hacer frente a los haberes, y en contrapartida acusó a los Ejecutivos provinciales de desligarse de las negociaciones salariales.

"Queremos dejar expresado que el Estado Nacional viene asistiendo altamente a un sistema de transporte que es responsabilidad exclusiva de los gobiernos provinciales, quienes no solo han abandonado todos los ámbitos de negociación paritaria, sino que desconocen las reiteradas invitaciones a participar de la discusión salarial", afirmaron desde el gremio.

Y agregaron: "Se les ha pedido a las autoridades del Comité Federal del Transporte su necesaria participación, compromiso y aportes, para un sistema del que son nada menos que los titulares únicos y primeros, pese a lo cual, se han desentendido, sin asumir su rol".

"Bajo la regla de 'igual remuneración por igual trabajo' no vamos a permitir salarios por debajo de la inflación, ni haberes inferiores en el interior, a los de la denominada Área Metropolitana de Buenos Aires", manifestaron desde UTA.


Amba

El pasado 8 de abril pasado, UTA selló un incremento de haberes del 50% para las y los choferes de corta y media distancia del Amba, el cual llevará el salario básico a 150 mil pesos desde agosto.

Asimismo pactaron el pago de un bono no remunerativo de 43 mil pesos en cuatro cuotas: la primera de 21 mil, la segunda y tercera de seis mil, y la última de 10 mil pesos.

A raíz de esa pauta de referencia, el sindicato exige que sus representados y representadas del interior perciban las mismas subas que sus pares porteños.


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.