La OIT rebaja las previsiones de recuperación del mercado laboral para 2022

Editar noticia
El organismo pronosticó una recuperación lenta e incierta debido a la persistencia de los efectos de la pandemia en los mercados de trabajo del mundo.

Foto: Télam

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) rebajó sus previsiones para la recuperación del mercado laboral en 2022, y en ese marco pronosticó un déficit en horas trabajadas a nivel mundial equivalente a 52 millones de puestos de trabajo a tiempo completo con respecto al cuarto trimestre de 2019. 

Dicha estimación difiere de la realizada en mayo de 2021, la cual proyectaba un déficit de 26 millones de puestos de trabajo a tiempo completo.

Si bien la publicación de la OIT, "Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2022", evidencia una mejora en la proyección con respecto a la situación de 2021, la misma sigue siendo casi un 2 por ciento inferior al número de horas trabajadas antes de la pandemia a escala mundial.

Los pronósticos sostienen que el desempleo mundial se mantendrá hasta 2023 -como mínimo- por encima de los niveles anteriores a la expansión del Covid-19. En ese marco, en 2022 habrá 207 millones personas desocupadas, en comparación con los 186 millones de 2019. 

El informe de la OIT advierte también que el efecto general en el empleo es significativamente mayor al representado en estas cifras, debido a que muchas personas han abandonado la fuerza de trabajo.  De hecho, según las proyecciones, en 2022 la tasa mundial de participación en la fuerza de trabajo se mantendrá 1,2 por ciento debajo de la de 2019.

La rebaja de las previsiones para el año en curso se debe al impacto que las variantes recientes del virus como Delta y Ómicron poseen en el mundo del trabajo, así como la significativa incertidumbre respecto del curso futuro de la pandemia.

El informe advierte sobre marcadas diferencias de los efectos de la crisis entre grupos de trabajadores y entre países. Así, las consecuencias impactarán en los mercados laborales de todas las regiones del mundo, pero los patrones de recuperación entre ellas son muy divergentes. 

"En Europa y América del Norte se observan los indicios de recuperación más alentadores, y el panorama más negativo corresponde a Asia Sudoriental y América Latina y el Caribe. A nivel nacional, la recuperación del mercado de trabajo más fuerte se observa en los países de ingreso alto, mientras que las economías de ingreso mediano-bajo son las que salen peor paradas", señaló la OIT en una nota publicada en su sitio oficial.


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.