Repudio de la Intersindical de Mujeres ante las posibles distinciones a Palazzo y Barbará

Editar noticia
El nucleamiento rechazó la propuesta de la Facultad de Derecho de la UNC consistente en nombrar 'profesores eméritos' a los dos docentes vinculados a la última dictadura.

Foto: Diario Sindical

La Intersindical de Mujeres de Córdoba se expresó en contra de la posible distinción a los abogados José Luis Palazzo y Jorge Edmundo Barbará por parte de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

"Desde la Intersindical de Mujeres de Córdoba sumamos nuestra voz para repudiar y rechazar la propuesta de la Facultad de Derecho de nombrar profesores eméritos a los abogados José Luis Palazzo y Jorge Edmundo Barbará", señalaron en un comunicado.

Desde el agrupamiento aseguraron que ambos docentes "se desempeñaron como funcionarios públicos en lugares claves de la gestión de la última dictadura cívico-militar y eclesiástica que sembró el terror en nuestro país".

"En el caso de Jorge Edmundo Barbará, fue funcionario de la administración de Rubén Juan Pellanda, interventor municipal desde abril de 1981 hasta enero de 1982, momento en el que pasó a ser interventor de la provincia. El vínculo de José Luis Palazzo con el gobierno de facto tiene como evidencia haber sido subsecretario de Estado de la provincia en junio de 1979", denunciaron desde la Intersindical de Mujeres.

Y añadieron: "En la megacausa por delitos de lesa humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención y Tortura La Perla se aportó como prueba una carta de puño y letra que dirigió Menéndez al entonces Ministro de Gobierno de la gobernación de facto. En ella Menéndez le dice al destinatario que Palazzo 'ha sido un luchador frontal y abierto' contra los 'elementos izquierdistas' que 'infestaron' la provincia de Córdoba, 'y en particular en la Empresa Provincial de Energía Eléctrica'. Podría ser una simple recomendación pero hay un triste contexto que la convierte en una especie de 'condecoración': los alrededor de siete desaparecidos y desaparecidas de EPEC".

A raíz de las posibles distinciones, el espacio que nuclea a mujeres trabajadoras de las cuatro centrales obreras de Córdoba exhortó al Consejo Superior de la UNC a rechazar la propuesta de la Facultad de Derecho.

"Las y los trabajadores fueron los principales blancos de la represión dictatorial que para imponer su plan económico utilizó la desaparición física e intentó desarticular las organizaciones sindicales", agregaron.

Y remarcaron: "Como Intersindical de Mujeres formamos parte del inmenso movimiento social que año a año renueva su compromiso de lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Esta tarea de construcción de la memoria reclama un ejercicio permanente, en todos los ámbitos, y ese compromiso ha sido asumido por la Universidad Nacional de Córdoba con una larga trayectoria".


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.