Gramajo: "Los empresarios no han puesto nada para salir del conflicto"

Editar noticia
El titular de AOITA responsabilizó al sector patronal y al Gobierno provincial por el paro del transporte interurbano, medida que ya cumplió más de 90 días.

Foto: LNM

El conflicto que la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (AOITA) mantiene con las empresas del transporte interurbano de la provincia de Córdoba parece no tener fin.

Tras 94 días de paro en reclamo por el pago de salarios, el titular del gremio, Emiliano Gramajo, responsabilizó al Gobierno provincial y a las patronales por la paralización del servicio, y las acusó de beneficiarse.

"Nuestra entidad sindical y el trabajador han realizado su aporte, mientras que los empresarios no han puesto nada para salir del conflicto. Esta situación continúa porque el parate termina siendo funcional al Gobierno de Córdoba por una cuestión sanitaria, eso es una realidad. Y al empresario también le conviene porque no tiene costos operativos y recibe los subsidios al cien por ciento como si estuvieran trabajando", señaló.

Y agregó: "Nosotros terminamos siendo funcionales con la medida de fuerza, pero la realidad es que no podíamos seguir trabajando sin cobrar los salarios".

Foto: Gero de Resa - Telefe

Si bien el gremio y las firmas de transporte habían pactado la implementación de un convenio de emergencia a fines del mes de mayo para normalizar el servicio, las patronales dieron marcha atrás con las negociaciones.

Dicha situación, aseveró Gramajo, no sólo perpetuó el conflicto sino que también constituyó un grave antecedente para el futuro ya que puso en riesgo el cumplimiento de acuerdos futuros.

"Los empresarios llegaron a un acuerdo con el gremio en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Córdoba pero no lo respetaron. A raíz de ello, en el futuro, los empresarios ya no van a sostener lo que firmaron", enfatizó el dirigente en declaraciones a Canal 10.

"El día de mañana no va a alcanzar con lo que se acuerde y los empresarios irán por más. Cuando el sistema vuelva a funcionar habrá nuevos costos operativos, y como la patronal no está dispuesta a aportar, van a empezar a despedir compañeros", advirtió.

Por último, Gramajo aseguró que el sindicato que encabeza se encuentra preparado para asumir el eventual cierre de empresas en los próximos meses

"Hemos llegado a un punto límite de crear una red de contención contra los posibles despidos masivos. Vamos a conformar una cooperativa de trabajo para que las empresas que no puedan seguir se vayan, y sean los propios trabajadores quienes se hagan cargo de las mismas", concluyó.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.