Fernández advirtió a Llaryora y dijo que el Municipio no puede recortar los salarios

Editar noticia
El titular de UTA recordó que las y los choferes están amparados por un convenio nacional, razón por la que la Municipalidad de Córdoba no puede ordenar reformas sobre el mismo.

Foto: Télam

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) nacional, Roberto Fernández, advirtió que el Gobierno de la ciudad de Córdoba no posee potestad para ordenar descuentos sobre los haberes de las y los choferes del transporte urbano local.

Luego de que el Municipio y las empresas locales hicieran pública su intención de rebajar las remuneraciones en un 12%, el dirigente afirmó que el convenio colectivo que agrupa a los conductores y conductoras corresponde a la órbita nacional, motivo por el que cualquier modificación debe discutirse bajo la jurisdicción del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que encabeza Claudio Moroni.

"El señor intendente (Martín Llaryora) mandó a debate la rebaja de salarios pero nosotros tenemos un convenio nacional. Sabemos que la ciudad de Córdoba está en crisis, pero él no se puede tomar la atribución de bajar el sueldo de los trabajadores", detalló Fernández en declaraciones a Cadena 3.

Más info: UTA volvió a protestar en Córdoba y ratificó su rechazo a los recortes salariales

En relación a los subsidios que recibe el transporte, el líder de la UTA aseguró que los fondos erogados por la Nación se incrementaron en los últimos meses, aunque cuestionó los mecanismos de reparto instrumentados por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los gobernadores.

“Yo se lo dije bien a Cafiero, si vos Santiago no mandás especificado a quién va la plata, los gobernadores te dicen que no tienen la maquinita y la tiene el Gobierno nacional, por eso la agarran para otro lado", describió Fernández.

Seguidamente, el sindicalista demandó la adopción de medidas al presidente Alberto Fernández para normalizar el servicio de transporte urbano de pasajeros en todas las provincias argentinas.

"Ni locos aceptamos la reducción horaria. El presidente tiene que tomar medidas sino acá cualquiera hace lo que quiere", explicó.

Foto: Télam

Por último, Fernández ratificó su respaldo a la conducción de UTA Córdoba y a todas las seccionales del interior, advirtiendo que el conflicto se debe solucionar directamente entre mandatarios provinciales y nacionales.

"Nosotros trabajamos y queremos cobrar el sueldo que dignamente nos hemos ganado. El conflicto es político", finalizó.


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.