La Policía impidió actividad gremial del STIA Córdoba en Bagley

Editar noticia
El gremio denunció que la fuerza policial amenazó a los delegados y delegadas que preparaban una asamblea en rechazo a los incumplimientos de la patronal. Afuera, efectivos impidieron el ingreso de autoridades sindicales a la planta.

Foto: STIA Córdoba

Esta mañana, un fuerte operativo policial impidió la realización de una asamblea en la planta que la empresa Bagley -propiedad del Grupo Arcor- posee en la zona norte de la ciudad de Córdoba.

Según informó el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) filial Córdoba, efectivos policiales amenazaron esta mañana a los delegados y delegadas que se preparaban para llevar a cabo la acción gremial, hecho que fue catalogado como "una grave falta a los derechos sindicales y
de los trabajadores".

"El argumento de la policía es que estamos cometiendo un delito, vinieron y amenazaron con detener a los delegados. Nosotros lo que estamos haciendo es reclamar por el derecho, el salario, la seguridad y la vida de los compañeros", afirmó el titular del gremio, Héctor Morcillo, quien tampoco pudo ingresar a la planta junto a autoridades de comisión directiva, tras ser abordado por fuerzas de seguridad.

Foto: STIA Córdoba

"Estos parecen años de la dictadura: las empresas pidiendo reprimir, amenazar y apretar a los trabajadores que sólo reclaman por sus derechos, su seguridad y su propia vida en el marco de esta pandemia", amplió Eduardo Cornejo, secretario gremial de la organización.

La acción planificada por los trabajadores y trabajadoras había sido dispuesta para denunciar el incumplimiento del pago de ítems salariales como presentismo y diferencial por hora nocturna a aquellos empleados y empleadas que gozan de licencia por integrar los denominados grupos de riesgo. 

Asimismo, las y los operarios acusan a la empresa de negarse a abonar las licencias de las y los trabajadores que poseen niños y niñas a su cargo, al tiempo que demandan un bono salarial extra en reconocimiento a la labor que desempeñan en plena cuarentena.

Foto: STIA Córdoba

"Este accionar ilegal y profundamente antidemocrático es un evidente ataque contra los trabajadores y deja claro una vez más cómo operan impunemente las patronales, aprovechándose de la emergencia sanitaria para incrementar sus ganancias", comunicaron desde la organización sindical que encabeza Morcillo.

Y finalizaron: "El STIA Córdoba representa a todas y todos los trabajadores de la Alimentación exceptuados del aislamiento; y por ende nadie puede impedirnos la defensa de sus derechos, menos aun amparándose en excusas insólitas como las que vociferan las autoridades de la firma detrás de un cordón policial".


Repudio de la CGT

La CGT Córdoba rechazó la intervención de la Policía contra las y los trabajadores de la Alimentación. "La CGT Regional repudia la intervención de la Policía de la Provincia que irrumpió en el interior de la planta de la empresa Bagley en donde los trabajadores llevaban adelante una medida de fuerza pacífica, puertas adentro de la planta, medida dispuesta por STIA, su organización sindical", comunicó la central.

"En la oportunidad, amenazaron con detener a los delegados del personal y luego al propio secretario general del sindicato de la Alimentación, compañero Héctor Morcillo. La CGT Regional expresa su solidaridad con los trabajadores de Bagley y reclama el inmediato esclarecimiento del hecho exigiendo se garantice el normal ejercicio de sus derechos laborales y sindicales", concluyó.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.