La FTIA demanda una recomposición salarial para el sector de procesamiento de aves

Editar noticia
Los sindicatos denunciaron a la patronal por dilatar las discusiones. El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria.

Foto: FTIA

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto salarial que la Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) mantiene con el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA).

Los gremios habían denunciado a las patronales por dilatar las negociaciones paritarias vencidas en el mes de abril y negarse a otorgar una suba de haberes para las y los trabajadores agrupados en el convenio colectivo de trabajo 724/15.

Tras ello, la federación que encabeza Héctor Morcillo llevó a cabo medidas con quite de colaboración en los establecimientos, las cuales redujeron la producción de las plantas en un 50%.

Debido a esta situación, la cartera laboral instó a las partes a negociar mientras dure la conciliación, es decir por el plazo de 15 días a partir de las 10 horas del día miércoles 27 de mayo.

Los sindicatos informaron que acatarán la medida y adelantaron que continuarán insistiendo en "la necesidad de actualizar las escalas salariales y proteger el poder adquisitivo de los salarios y los empleos".

"En la mesa de negociación reiteraremos nuestro rechazo a la actitud especulativa de las empresas que se niegan a actualizar la escala salarial de los compañeros y compañeras, y exigiremos una recomposición acorde que permita preservar nuestro poder adquisitivo", manifestaron desde la FTIA.

Hasta el momento las autoridades ministeriales no establecieron una fecha para el desarrollo de la primera audiencia, aunque se esperan confirmaciones para las próximas horas.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.