En alerta, AMMAR Córdoba sostiene su campaña para ayudar a las trabajadoras sexuales

Editar noticia
La organización realiza una colecta de dinero para ayudar a las trabajadoras que sufren la caída de sus ingresos como consecuencia del aislamiento obligatorio.

Foto: AMMAR Córdoba

La Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) seccional Córdoba lanzó una campaña que apunta a ayudar a las trabajadoras sexuales ante la adversa situación que atraviesan por la caída de sus ingresos.

Debido a la aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno nacional para frenar la propagación del coronavirus, la demanda de servicios sexuales cayó, generando situaciones de extrema precariedad en el sector.

Por ese motivo, la asociación que encabeza Patricia Figueroa se declaró en estado de alerta y decidió sostener la  campaña de donaciones que lleva a cabo desde hace varias semanas. La misma apunta a recolectar dinero a través de la cuenta bancaria (Credicoop) con el siguiente CBU: 1910429455042900521764; y por medio de la plataforma Mercado Pago (ammarcordoba@gmail.com).

Vale aclarar que la mayor parte de las trabajadoras sexuales no es beneficiaria de programas de protección desde el Estado para el alimento básico, lo cual agrava aún más su situación.


Repudio

AMMAR Córdoba rechazó y denunció el desalojo de Belén Rapela, referente de la organización en la ciudad de Villa María, quien fue despojada de su hogar en la madrugada del domingo 29 de marzo.

"Belén fue desalojada de su hogar en la madrugada del domingo 29 de marzo. Además de romperle todas sus pertenencias, la dejaron en la calle, en plena cuarentena por la pandemia de Covid-19 no cumpliendo así el decreto nacional que prohíbe los desalojos en el período de cuarentena que estamos transitando", manifestaron las trabajadoras sexuales.

"Esto deja en evidencia una vez más la precariedad y falta de compromiso de las autoridades, ante la situación de vulnerabilidad agudizada por alerta sanitaria. Desde la clara convicción de la defensa de los derechos humanos de todas las personas y en especial acompañamiento a las personas que ejercemos el trabajo sexual, nos solidarizamos con la compañera Belén y todas las compañeras trabajadoras sexuales de Villa María", agregaron.

Y concluyeron: "Exigimos, hoy más que nunca, protección e inclusión en programas inmediatos que aporten a palear la necesidad económica de las compañeras más vulnerables".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.