El TSJ dio marcha atrás con 13 de las 19 bajas de contratos en el Poder Judicial

Editar noticia
AGEPJ continúa reclamando por las 6 reincorporaciones restantes, además de la deuda salarial. El gremio no descarta medidas de fuerza.

Foto: AGEPJ

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) dio marcha atrás con la medida que disponía la no renovación de contratos de trabajadoras y trabajadores que cubrían licencias en el Poder Judicial.

Tras mantener una reunión con miembros de la comisión directiva de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ), el máximo tribunal resolvió prolongar 13 de los 19 contratos caídos, decisión que fue comunicada por el vocal del TSJ, Sebastián López Peña, y catalogada como "agridulce" por el sindicato.

"Es una canallada establecer esas bajas de contratos, siempre. Pero en estos momentos peor aún, están dejando sin salario y sin obra social a compañeras y compañeros en medio de una pandemia, cuando además el Gobierno nacional ha prohibido los despidos", comunicaron desde AGEPJ.

Ante este panorama, el sindicato que encabeza Federico Cortelletti anunció que continuará demandando la extensión de los 6 contratos pendientes, y aguardará respuestas hasta el próximo miércoles.

De no obtener soluciones hasta ese día, la comisión directiva podría decretar medidas de fuerza para demandar la continuidad de las fuentes laborales caídas, como así también el pago de la deuda salarial que las autoridades mantienen con las y los judiciales.

"Siempre es indignante y una injusticia la baja de contratos pero hacerlo en medio de esta situación de cuarentena, donde además el Gobierno nacional ha prohibido los despidos. Es una verdadera canallada del Tribunal Superior de Justicia. Hasta el Vaticano, a través del Papa Francisco, ha pedido evitar los despidos en este contexto", señaló Cortelletti.

"Esta medida no está desvinculada de la necesidad del Tribunal Superior de mantener sus privilegios salariales y jubilatorios aún en medio de la crisis económica que ha generado la pandemia. Estamos exigiendo que den marcha atrás con todas las bajas de contratos, que ningún compañero o compañera judicial quede sin empleo", amplió.

En tanto que el secretario adjunto, Adrián Valan, manifestó: "Desde que comenzó la cuarentena, la principal ocupación y preocupación de AGEPJ ha sido que el TSJ y el MPF proporcionen adecuadas y seguras condiciones de trabajo a las compañeras y compañeros expuestos con su desempeño presencial. Al tiempo que nunca dejamos de reclamar al TSJ el pago de la deuda salarial. Ahora no solo que no cumplen sino que notifican bajas de contratos, dejando no sólo sin sustento, sino también sin obra social en medio de una pandemia a las compañeras y compañeros. Esta nueva muestra de inhumanidad de nuestra patronal es inadmisible y prueba, parafraseando al presidente de la Nación, que no solo hay 'miserables' en las empresas privadas, como Techint sino también en el Tribunal Superior".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.