ATE Córdoba rechazó el cierre del Equipo de Atención Comunitaria de Salud Mental de Villa El Libertador

Editar noticia
Desde el gremio que encabeza Federico Giuliani afirmaron que el Gobierno posee un "inocultable desprecio por la salud mental".

Foto: ATE Córdoba

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Córdoba se pronunció en contra del cierre del Equipo de Atención Comunitaria de Salud Mental de barrio Villa El Libertador, y acusó al Gobierno provincial de tener un "inocultable desprecio por la salud mental".

"El Estado provincial ha vuelto a dar un paso más en el sentido de la desprotección de sus ciudadanos/as: ha dispuesto el cierre del Equipo de Atención Comunitaria de Salud Mental de Villa El Libertador", señaló el sindicato estatal en un comunicado.

La medida adoptada por la Secretaría de Salud Mental del Gobierno de la Provincia de Córdoba e instrumentada por la Dirección de Salud Mental, entró en vigencia desde los primeros días del mes de abril y dejará sin atención a más de 100 mil habitantes de la zona sur de la ciudad.

Ello, expresaron desde ATE Córdoba, "demuestra el nefasto oportunismo para realizar estas acciones ante la situación de emergencia sanitaria" que no permite la protesta en los lugares de trabajo. "Podemos afirmar que en Córdoba no se cuida a los que cuidan, se generan traslados compulsivos como este y se desmantela el trabajo de promoción, prevención y asistencia de la salud mental", sentenció la organización. 

"Garantizar el acceso al servicio de salud mental, es responsabilidad del Estado. No hacerlo, favorece el malestar y la angustia de la población que está ya afectada por múltiples necesidades previas a la pandemia, pero que la emergencia sanitaria no ha hecho más que profundizar", opinaron desde ATE.

Cabe marcar que el personal que trabaja en el Equipo Comunitario de Salud Mental fue trasladado hacia centros de salud de otros barrios, bajo el argumento de "reducción presupuestaria".

"Esta medida arbitraria, inconsulta con la comunidad y las trabajadoras y trabajadores, no responde a un criterio de salud y, lejos de llevar tranquilidad a la población, es una muestra más de violencia y autoritarismo institucional", finalizaron desde el gremio.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.