Las mujeres trabajadoras pararon y marcharon en Córdoba

Editar noticia
La Intersindical de Mujeres se plegó a la huelga por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y movilizó en el centro de la ciudad de Córdoba.

Foto: Diario Sindical

Bajo la consigna "Vivas, libres y desendeudadas nos queremos", las mujeres trabajadoras de Córdoba llevaron a cabo un paro y marcharon en la capital provincial.

En el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la huelga se efectuó según la modalidad que dispuso cada gremio, mientras que la movilización partió pasadas las 18 horas desde Colón y Figueroa Alcorta (La Cañada).

Desde allí, la Intersindical de Mujeres (IMC), espacio que nuclea a sindicatos de las cuatro centrales obreras de Córdoba, se dirigió hacia las inmediaciones del Patio Olmos junto al resto de organizaciones que componen el movimiento de mujeres, donde se desarrolló un acto y presentaciones musicales.

Foto: Diario Sindical

"En este 8 de marzo, día de las mujeres trabajadoras, desde la Intersindical de Mujeres de Córdoba queremos dejar claro que trabajadoras somos todas, y que atender a las desigualdades de género en el
mundo del trabajo debe ser una prioridad para empezar a transitar un camino de desarrollo con justicia social", expresó la IMC en un comunicado.

Y añadió: "También sostenemos que la deuda es con nosotras, y por eso exigimos a los gobiernos de todos los niveles que garanticen políticas y presupuestos para que las mujeres podamos vivir una vida libre de violencias de cualquier naturaleza en un país igualitario".

Foto: Diario Sindical

Las principales demandas del colectivo de mujeres trabajadoras giran en torno a dos aspectos centrales: el cese de la violencia y el acoso laboral, así como el reconocimiento de los trabajos de cuidado y de la economía popular.

En tal sentido, exigieron que el Congreso de la Nación ratifique por ley el Convenio 190 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, aprobado en el mes de junio del año 2019 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

"Con este convenio, por primera vez se reconoce en el plano internacional que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo -promovidos por un sistema laboral que precariza las relaciones laborales pueden constituir una violación o abuso de derechos humanos", aseguraron desde la IMC.

Foto: Diario Sindical

En lo que refiere a la valorización de las labores de cuidado y de la economía popular, el agrupamiento manifestó: "instamos al Estado, a empleadores y sindicatos a que promuevan políticas y prácticas que establezcan la responsabilidad compartida del cuidado de personas entre varones y mujeres, ampliando las licencias pagas sin distinción de género mediante la legislación y los convenios colectivos de trabajo: licencias por maternidad y paternidad compartidas, licencias por cuidado de hijas/os o familiares, creación de espacios de cuidado infantil en los lugares de trabajo y en los sindicatos, licencia para el cuidado de pareja que realiza técnicas de reproducción médicamente asistidas, entre otras acciones". 

"También queremos el pleno reconocimiento de las trabajadoras de la economía popular como tales.
Aquellas que se inventan el trabajo al quedar excluidas del mercado laboral formal, las que aún trabajando ocho horas diarias, no llegan al 50% del salario mínimo, vital y móvil", concluyeron. 


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.