Minetti: contrapunto entre la Uoma y los trabajadores que toman la planta

Editar noticia
Fernando Sabir afirmó que su gestión no avala la ocupación y denunció "infiltrados". Los trabajadores del molino y la comisión de mujeres hablaron de un accionar "discriminatorio, persecutorio y antidemocrático" de parte del dirigente.


El conflicto laboral del Molino José Minetti sumó en estos días un nuevo capítulo, luego de que las autoridades de la Unión Obrera Molinera Argentina (Uoma) seccional Córdoba salieran al cruce de la toma que un grupo de trabajadores mantienen en las instalaciones de la fábrica para reclamar el pago de haberes atrasados y la reincorporación de despedidos.

En declaraciones a Cadena 3, el dirigente Fernando Sabir afirmó que la Uoma Córdoba "no avala la ocupación", al tiempo que denunció la presencia de "militantes de izquierda" que no tienen que ver con la planta ni con el sindicato.

"Yo conozco bien de dónde vienen los trabajadores. Esta situación se ha ido de las manos y son otros actores con otras ideologías políticas los que llevan adelante esta toma. Dicen que son de izquierda pero sus acciones no dicen lo mismo. Gracias a internet hoy se dilucida todo, se ve a quiénes aparecen en los videos. Son los mismos personajes que aparecieron en el conflicto de UTA. Ellos no forman parte de los sindicatos. Cuando la política aparece en los sindicatos, es por intereses creados y no por los trabajadores", señaló.

Y agregó: "Estamos en desacuerdo con todo lo que signifique traspasar la ley. No avalamos la ocupación porque no queremos cruzar esa línea. Los compañeros que están tomando la planta son poquitos. Se habla de 150 pero no hay esa cantidad. Nosotros queremos entrar a laburar y que se reabra la planta".



Frente a los dichos de Sabir, los trabajadores que sostienen  la toma en conjunto con la comisión de mujeres que forma parte de la ocupación, ratificaron su accionar afirmando que "el derecho a la protesta está garantizado" en la Constitución Nacional "y tiene diversas formas".

Asimismo, salieron al cruce del dirigente de la Uoma Córdoba afirmando que "señalar los posicionamientos políticos" de los  trabajadores constituye "un acto discriminatorio, persecutorio y antidemocrático" y posee el "único fin de desacreditar las medidas tomadas en asambleas democráticas".

Por último, los operarios de Minetti exigieron la desestimación de los más de cien telegramas de despido, el pago total de la deuda salarial que la empresa mantiene, y la reincorporación y puesta en marcha del establecimiento molinero.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.