Consideraciones sobre los aumentos salariales por decreto

Editar noticia
Por: Carlos Cafure *



Luego de cuatro años nefastos donde el Gobierno de Mauricio Macri destruyó el poder adquisitivo de la clase trabajadora argentina, fue necesaria la adopción de medidas urgentes que lograran  inyectar dinero en el bolsillo de los activos.

Atento al grave escenario generado, la política salarial de la nueva gestión nacional encabezada por Alberto Fernández determinó el otorgamiento de aumentos de haberes por decreto a cuenta de futuras paritarias, remunerativos y con impacto en el salario y aguinaldo.

Si bien la medida benefició a todos los trabajadores, sobre todo a aquellos cuyos ingresos se encuentran por debajo de la línea de la pobreza e indigencia, es importante marcar que este tipo de políticas deben implementarse de forma extraordinaria y temporal, y bajo ningún concepto pueden restringir o entorpecer las paritarias libres, sin techos.

Existen sectores como camioneros, aceiteros o bancarios -a nivel nacional- y municipales y recolectores de residuos de la ciudad de Córdoba, que han obtenido muy buenas recomposiciones salariales, lo cual permitió superar o al menos igualar los índices de inflación anual. Ello nunca se podría haber materializado sin la posibilidad de celebrar paritarias libres.

Contrariamente a los casos mencionados, a lo largo de los últimos años existieron actividades estatales y privadas que no tuvieron negociaciones salariales. Ante ello, la Secretaría de Trabajo de la Nación mostró un accionar pasivo y vergonzoso ya que nunca intervino para contrarrestar esas situaciones.

En consecuencia, las paritarias deben ser consideradas como un derecho laboral fundamental, y es por ese motivo que los obreros argentinos necesitan más que nunca un Ministerio de Trabajo que haga cumplir la ley, ejerza plenamente sus funciones y brinde soluciones con la mayor celeridad posible a los conflictos laborales que se generen. Ya no se pueden tolerar más carteras laborales constituidas como espectadoras de lujo frente a violaciones de derechos humanos, constitucionales y laborales.


El desafío de recomponer el poder adquisitivo

En los próximos años, el Gobierno debe trabajar fuertemente en políticas de estado que permitan devolverle la capacidad de compra y de ahorro a quienes trabajan en nuestro país. No hay razones que justifiquen la existencia de salarios de hambre y miseria, tal como sucede en numerosos sectores, y por eso es fundamental el involucramiento de todas las organizaciones sindicales en la discusión.


Ley de paritarias

Desde el año 2018, un proyecto de Ley nacional de paritarias de mi autoría aguarda ser tratado en el Congreso de la Nación. Dicho marco legal necesita ser discutido, mejorado con el aporte de todos los actores y aprobado para ampliar los derechos de los trabajadores argentinos.


* Abogado laboralista


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.