Advierten que los protocolos de violencia laboral no resuelven la problemática

Editar noticia
Abogados laboralistas afirman que los protocolos apenas sirven para agotar la vía administrativa y no brindan soluciones definitivas. Demandan la sanción de leyes y ordenanzas.



Especialistas en derecho laboral afirman que los protocolos de violencia en el ámbito de trabajo no resuelven la problemática.

Pese a que dichos instrumentos proliferaron en el último tiempo a través de políticas impulsadas por ministerios de Trabajo provinciales, los especialistas señalan que los protocolos apenas sirven para agotar la vía administrativa sin otorgar soluciones definitivas.

"Muchos trabajadores y trabajadoras terminan recurriendo a la Justicia para obtener soluciones ante este tipo de casos, ya que los protocolos no son suficientes", señaló el abogado laboralista, Carlos Cafure, al recibir la consulta de Diario Sindical.

Asimismo Cafure afirmó que en numerosos casos, los protocolos son utilizados con el fin de disciplinar a empleados y empleadas debido a que no contemplan sanciones para funcionarios políticos.

"Generalmente estos instrumentos terminan siendo parches ya que están destinados a los trabajadores, pero no alcanzan a funcionarios políticos, siendo que de acuerdo a la estadística que tenemos, la gran mayoría de los casos de violencia proviene de este último grupo", manifestó el letrado. 

Y agregó: "Al aplicarse sobre trabajadores, los protocolos terminan distorsionando ya que se convierten en instrumentos para disciplinar mediante sumarios, apercibimientos e incluso cesantías. En la práctica se garantiza la impunidad de los violentos, que en su mayoría son los superiores".

"Muchos de estos protocolos tienen altísimos grados de ritualismo formal, ya que se demandan muchísimos requisitos par hacer denuncias. Eso termina estigmatizando a la persona agobiada por la violencia laboral, por lo que se desalienta la denuncia", amplió.

Si bien Cafure reconoció la importancia de todas las iniciativas que pretenden avanzar contra la violencia laboral, el abogado argumentó que cualquier trabajo en tal sentido debe tener como objetivo final la sanción de una ley u ordenanza general.

"Hemos avanzado con un proyecto presentado en el Congreso Nacional a través de la diputada Gabriela Estévez y el diputado Pablo Carro para lograr una ley nacional contra la violencia laboral, algo que nuestro país no tiene. En el orden provincial hemos presentado también un proyecto con los legisladores Ezequiel Peressini (FIT) y Ricardo Vissani (UPC) para que se sancione una ley a nivel local. También presentamos en el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba un proyecto a través de Hacemos por Córdoba, el cual debería ser tratado este año", describió.


"Hay que terminar con la impunidad porque pese a la aplicación de muchos protocolos, los violentos sienten que no hay sanciones severas contra ellos. Y para eso la única salida posible es la sanción de leyes y ordenanzas", sentenció Cafure.

Y culminó: "La violencia laboral es un flagelo muy delicado, que en reiteradas ocasiones ha provocado la muerte de trabajadores y trabajadoras. Necesitamos una decisión política de avanzar contra esta grave problemática. Los protocolos son parches que demuestran la inacción de los estados a través de los recintos legislativos, al no abordar esta problemática con seriedad, responsabilidad y herramientas legales".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.