El movimiento obrero de Córdoba rechazó el golpe de Estado en Bolivia

Editar noticia
Los gremios concentraron en las inmediaciones de la plaza Agustín Tosco y enviaron un mensaje de apoyo al pueblo boliviano.

Foto: Diario Sindical

Las sindicatos de Córdoba participaron esta tarde en la gran concentración que se llevó a cabo para condenar el golpe de Estado perpetrado en Bolivia que desencadenó la renuncia del presidente Evo Morales.

Junto a organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y de derechos humanos, el movimiento obrero local envió además un mensaje de apoyo al pueblo boliviano y exigió el cese de los actos de violencia impulsados por sectores reaccionarios en el país limítrofe.

Foto: Diario Sindical

El primer orador de la jornada fue Juan Monserrat, titular de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC).

"Compañeros bolivianos, compañero Evo, compañero García Linera, no están solos. Acá estamos abrazando el proceso democrático más importante de la región, acompañando a todos aquellos luchadores que se han enfrentado a 500 años de ignominia. Estamos acá para demostrar que la justicia social es posible, que la dignidad de los pueblos es posible, que hay que respetar la soberanía popular y los procesos democráticos", expresó.

Foto: Diario Sindical

Y agregó: "El imperio, Trump, la CIA, la OEA y todos los organismos internacionales creen que los pueblos latinoamericanos les pertenecen. Están volviendo a la doctrina Monroe y creen que los pueblos de América Latina son parte de su imperio".

Posteriormente, tras el discurso de Toto López (Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos), fue turno de Raimundo Ruiz, presidente de la comunidad boliviana que reside en Traslasierra.

"Lamentablemente, lo que está pasando en mi pueblo es muy doloroso. Nos da mucha pena que nuestro presidente Evo Morales Ayma haya sufrido un golpe de Estado. Por eso la comunidad boliviana repudia el golpe. Jamás un presidente hizo lo que Evo, que le dio todo su cariño a la gente pobre y a la clase media", expresó.

Foto: Diario Sindical

La ronda de alocuciones continuó con Dilman Acosta, delegado ladrillero de Monte Cristo.

"Lo que sucede en Bolivia es un golpe cívico y es parte de una estrategia de Mesa y Camacho, quienes inventaron mentiras y hablaron de fraude porque sabían que iban a perder en las elecciones. Debemos estar unidos como nunca y darle todo nuestro apoyo a quienes están en Bolivia. Somos la gente humilde que necesita salir adelante. Evo no está solo, carajo", enfatizó.

Foto: Diario Sindical

La jornada culminó con la palabra de Leandro Vallejos, secretario adjunto de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA), gremio que impulsó la protesta.

"La solidaridad de esta gran masa que se ha convocado tiene que hacer ruido en la Casa Rosada para que el hijo de puta de Macri rechace el golpe militar en Bolivia", manifestó.

Foto: Diario Sindical

Y añadió: "Evo Morales, dirigente sindical que forjó su futuro y llegó a la presidencia acompañado de su pueblo, logró visibilizar en trece años de transformación lo que muchos que estudian en el Newman y las grandes universidades no pudieron hacer: lograr la distribución en favor de muchos indígenas y trabajadores, nacionalizar los recursos naturales y construir infraestructura".

"Lo que sucede en Bolivia puede tener su correlato en este lado de la frontera. Por eso nos tenemos que organizar y tomar la calle porque es nuestra. La derecha no duerme y tenemos que mandar un mensaje para seguir defendiendo a los países de Latinoamérica, por eso desde Córdoba decimos: ¡Evo, pueblo hermano, no están solos!", concluyó Vallejos.

Foto: Diario Sindical


Repudio de la CGT Córdoba al golpe contra el gobierno de Evo Morales

Además de participar en la protesta que se llevó a cabo en la plaza Tosco, la CGT Regional Córdoba emitió un comunicado que demandó el cese de la violencia, y se solidarizó con el pueblo boliviano.

La central obrera catalogó de "infame" al golpe de Estado perpetrado contra el gobierno popular de Evo Morales, y acusó a los "sectores más conservadores del país hermano" de vulnerar "la autodeterminación del pueblo boliviano con el único propósito de instalar un gobierno antipopular que concentre las riquezas en pocas y privilegiadas manos".

"La CGT exige el cese de la violencia y los ataques contra el Estado de Derecho para que el pueblo boliviano pueda decidir su propio destino con libertad y en pleno ejercicio de la democracia", sentenció la central obrera.

Y concluyó: "Expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores y el pueblo boliviano, y ratificamos el compromiso de luchar para que nunca más la derecha neoliberal gobierne nuestros castigados pueblos de América Latina".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.