El CISPREN demandó que la Provincia garantice el trabajo de prensa en las calles

Editar noticia
El pedido del gremio se dio luego de las agresiones que trabajadores y trabajadoras de prensa sufrieron en las últimas semanas en distintas manifestaciones.

Foto: CISPREN

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN) solicitó al Gobierno provincial que garantice y proteja el trabajo de prensa callejero, luego de las agresiones que distintos fotógrafos y camarógrafos padecieron en protestas realizadas por otras organizaciones gremiales en las últimas semanas.

En un encuentro que la conducción del sindicato mantuvo con el secretario de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, y el jefe de la Policía, Gustavo Vélez, las autoridades de gobierno se comprometieron a generar condiciones para que la libertad y la seguridad de la tarea periodística permanezcan garantizadas en la totalidad del territorio provincial.

Desde el CISPREN entienden que la sanción de un protocolo que permita el derecho a la libertad de trabajo podría resguardar la integridad de las y los trabajadores.

“El Gobierno de la Provincia no puede desconocer lo que pasa, ni ignorarlo ni poner de pretexto que no sabe lo que ocurre. El derecho a la libertad de trabajo tiene que ser resguardado y no puede ser que se mantengan prescindentes. Habrá que establecer un protocolo, porque van a matar a alguien y todos parece que miran para otro lado”, afirmó días atrás Néstor Pérez, secretario de organización del CISPREN, en declaraciones a La Nueva Mañana.


Sin respuestas de los sindicatos

El CISPREN informó que no obtuvo respuestas de las organizaciones gremiales responsables de las protestas donde se concretaron las agresiones.

“Lamentamos mucho el silencio. Porque somos una entidad hermana, en el mismo grado de horizontalidad. No somos un colectivo colegiado, somos trabajadores de prensa. Que les guste más o menos, no es motivo de controversia, el punto es que no podemos seguir ignorando si volvemos o no a casa. Es una locura, porque no es un escenario de guerra. La cobertura de una simple protesta gremial no puede terminar con un trabajador herido. Va a pasar algo grave, porque con una pedrada se puede matar a una persona”, sostuvo Pérez.


Los ataques

Según denunció el CISPREN, el delegado y camarógrafo de Canal 12, Mariano Simes, fue atacado por sujetos encapuchados mientras realizaba una cobertura de los allanamientos contra dirigentes gremiales de la recolección.

Seguidamente, el día 6 de septiembre, el camarógrafo de Telefé Córdoba, Lucas Juarez, y el fotógrafo Daniel Cáceres fueron agredidos durante una marcha del Sindicato de Luz y Fuerza en la sede de Epec.

Además, el CISPREN denunció que el propio Cáceres volvió a ser agredido por un grupo de personas durante una de las protestas que las y los peones de taxi realizaron contra la instalación de Uber, en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.