Uber y otras apps: ¿una reforma laboral de hecho?

Editar noticia
Por: Carlos Cafure *



Todos estamos de acuerdo en lo importante que es incorporar nuevas tecnologías en diversos ámbitos de la vida. Sin embargo, al igual que en otras partes del mundo donde aún no se han tomado cartas en el asunto, nuestro país ha comenzado a permitir -sin ningún tipo de control- el funcionamiento de una serie de apps -Uber por ejemplo- que ofrecen diferentes servicios a través de trabajos precarizados.

¿El Estado autorizó a estas empresas extranjeras a funcionar aquí? ¿El Estado interviene con todas las herramientas legales que dispone para evitar la ilegalidad? ¿Qué sucede con el Estado que ha consentido (por acción u omisión) el funcionamiento sin regulación de aplicaciones como Uber, Cabify, Glovo, Rappy, entre otras?

Lo que sí sabemos es que en los países más importantes del mundo, el Estado defiende el trabajo nacional y hace cumplir las leyes a propios y a ajenos, algo que no está sucediendo en nuestra nación a raíz de las políticas implementadas por el Gobierno de Mauricio Macri

Tomando en cuenta ello, y considerando la clara posición anti obrera de la gestión de Cambiemos, surge una nueva pregunta: ante la imposibilidad de aprobar la nefasta reforma laboral que incluye flexibilización y pérdida de derechos laborales, ¿la incorporación de apps es otra forma de implementar la mencionada reforma de hecho?


Precariado

Los trabajadores que garantizan la prestación de los servicios ofrecidos por las aplicaciones (transporte de personas, alimentos, entre otros) se encuentran en una situación de “precariado”, que es una nueva forma de esclavitud laboral moderna.

Esta denominación apunta a visibilizar que forman parte de una franja de trabajadores que se encuentran en condiciones de precarización laboral, y que terminan padeciendo una suerte de auto explotación porque no cuentan con derechos laborales elementales.

En este sentido, es necesario destacar que las condiciones económicas adversas son el caldo de cultivo para la proliferación de formas precarias de trabajo. ¿Si en Argentina no se hubieran perdido miles de fuentes laborales genuinas durante los últimos cuatro años, Uber tendría posibilidades de conseguir trabajadores aquí para que garanticen el servicio?


¿Estado paralelo?

En la última semana, el propio intendente de la ciudad de Córdoba y varios de sus funcionarios manifestaron en distintos medios de comunicación que Uber es ilegal y que carece de autorización para desarrollar sus actividades en la capital provincial.

Sin embargo, a pesar de ello, Uber comenzó a funcionar en Córdoba el pasado lunes sin contemplar el marco legal vigente ni la postura del Poder Ejecutivo, como si estuviera por encima del Estado municipal y de las ordenanzas locales. ¿Acaso Uber y otras apps pretenden funcionar como un Estado paralelo?


En el interior provincial

Meses atrás, a través de la edil Lucrecia Cavanna (UCR), presenté en el Concejo Deliberante de la localidad de Huerta Grande, el primer proyecto de ordenanza de la provincia de Córdoba para prohibir el funcionamiento de estas aplicaciones, hasta tanto el Congreso Nacional sancione una ley que regule específicamente las actividades en cuestión.

Estamos a la espera de que el presidente del Concejo Deliberante (junto a los demás concejales) me convoquen para discutirlo, y a la vez aguardo un pronunciamiento de parte del intendente local.

En los próximos días, el Sindicato de Peones de Taxi de Córdoba (SIPETACO) instalará una novedosa agenda para abordar la problemática en la ciudad de Córdoba y el interior provincial.

* Abogado laboralista


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.