Morcillo: "Le pedimos a los empresarios que no trasladen el costo del ajuste a los trabajadores"

Editar noticia
El titular del STIA Córdoba afirmó que el gremio mantiene negociaciones con la empresa Arcor, luego de que la misma decidiera adelantar las vacaciones del personal. El dirigente advirtió una pronunciada caída en la producción.

Foto: Diario Sindical (archivo)

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) filial Córdoba afirmó que el adelantamiento de las vacaciones dispuesto por la empresa Arcor para el mes de octubre es perjudicial para las y los empleados, tomando en cuenta el actual contexto económico.

"Planteamos a la empresa que en una situación tan crítica como la que viven los trabajadores, en función de la pérdida de poder adquisitivo, tomarse vacaciones con poco dinero y los chicos en la escuela, aunque esté contemplado en la ley, es un perjuicio para el trabajador”, señaló el dirigente.

Tras confirmar el fraccionamiento de vacaciones en la planta que Arcor posee Colonia Caroya -donde se produce chocolate-, así como el adelantamiento de las mismas en el establecimiento de Bagley, Morcillo adelantó que el gremio mantiene negociaciones con autoridades de la firma para rever la situación.

"Nos encontramos con esta lamentable novedad y estamos tratando de buscar alguna solución. Le pedimos a los empresarios que no trasladen a los trabajadores el ajuste del sistema productivo”, señaló en declaraciones a Cadena 3.

"Arcor tiene 19 plantas en el país, e inclusive cerró algunas. En Caroya, con casi 600 trabajadores, se acordó el fraccionamiento porque una parte será en octubre, pero se garantiza a los trabajadores que en el período estival tendrán la otra parte de vacaciones", explicó Morcillo. 

Y amplió: "En el caso de Bagley Totoral son unos 130 trabajadores porque ya 160 fraccionaron sus vacaciones en julio, tomándose 15 días. Y respecto a otros 130, la empresa pretende que se tomen los días que le corresponden durante todo el mes de octubre. Ahí estamos tratando de buscar una solución. En el caso de Bagley San Luis y en Salto, provincia de Buenos Aires, también se notificó al personal; serían en total unos 1.300 trabajadores".

Foto: Diario Sindical (archivo)

En relación a la dura crisis económica que atraviesa el sector industrial a raíz de las políticas del Gobierno nacional, Morcillo afirmó que los gremios del sector ven la situación con mucha preocupación debido a la caída de la producción.

"Estamos analizando este panorama con mucha preocupación ya que ha caído la demanda y la producción. Nuestra actividad está marcada por el consumo interno debido a que se exporta muy poco. Le pedimos a los empresarios que no trasladen el costo del ajuste a los trabajadores ya que vemos que muchas empresas han tenido la posibilidad de abrir un paraguas reajustando precios. En ese sentido, cuando hay ajuste en volumen, los que pagamos las consecuencias somos los trabajadores", manifestó el titular del STIA Córdoba.

Y cerró: "No podemos hablar de despidos afortunadamente, pero hay una merma de trabajadores a nivel nacional que se nota claramente; y eso responde a la actual coyuntura. Una de las inquietudes que planteamos a las empresas es qué va a pasar después de las vacaciones si la economía sigue estancada y en un a marco recesivo tan agudo como el que vivimos hoy".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.