Judiciales ratificaron el paro provincial

Editar noticia
La medida de fuerza se realizará este viernes debido a que no existen garantías sobre el pago del aumento que la Corte Suprema de Justicia ordenó para el mes de septiembre.

Foto: AGEPJ

Las y los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) realizarán un nuevo paro provincial para reclamar la recomposición de sus haberes.

Pese a que la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) dispuso un aumento salarial del 10% para el mes de septiembre, el gremio resolvió la continuidad del plan de acción lanzado semanas atrás ya que hasta el momento no existen garantías en relación al pago de la recomposición.

Desde AGEPJ aseguran que no obtuvieron precisiones de parte del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba ni tampoco del Gobierno provincial, por lo que se ratificó la medida de fuerza.

El paro se desarrollará desde las 0 horas el viernes hasta las 24 del mismo día en todas las dependencias judiciales de la órbita provincial.

"Los motivos del paro no se modifican por el anuncio de la corte. Si repasamos la historia reciente veremos que muy a menudo tenemos problemas para que el Tribunal Superior y el Ejecutivo cumplan el acuerdo salarial que ellos mismos han firmado. Ya debiera estar dictada la resolución de la Administración General del Poder Judicial replicando el aumento, pero eso no aún ha pasado", manifestó el secretario general de AGEPJ, Federico Cortelletti.

Y agregó: "Tampoco hay ningún anuncio del Tribunal Superior en línea con desmontar la abismal brecha salarial que generó la equiparación para el sector de magistrados y funcionarios que ha llevado que hoy un vocal del TSJ cobre 14 veces el salario que gana un ingresante, cuando en 1995 esa relación era de 5 a 1 y en 2011 antes de la ley de equiparación  de 10 a 1".

En tanto que el secretario adjunto de la organización, Adrián Valán, acotó: "En el Poder Judicial se está llevando a cabo un tremendo ajuste, con tres cesantías, deterioro de las condiciones de trabajo y parálisis casi total en el ingreso de personal. Todo ello afecta la salud de las trabajadoras y trabajadores, reduce la capacidad del Poder Judicial  de dar las respuestas que la ciudadanía requiere y provoca que haya una enorme planta de contratadas y contratados, una figura de empleo precario que en el Poder Judicial no debiera existir. Esta situación preanuncia que el paro del día 27 será aún mayor que la medida de fuerza del día 13”.

Cabe recordar que en el transcurso del mes de septiembre, las y los judiciales de Córdoba llevaron a cabo dos paros provinciales que se sumarán a la medida de fuerza anunciada para el viernes.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.