Cien despidos en Jesús María por el cierre de MWM

Editar noticia
La empresa anunció el fin de sus operaciones. "Veníamos de mal en peor", señalaron los trabajadores.

Foto: Radio Jesús María

Este viernes se confirmó una triste noticia que vuelve a golpear a los trabajadores de Córdoba: la empresa MWM anunció su cierre definitivo en Jesús María y cien empleados se quedaron sin sus fuentes laborales.

En la mañana de hoy, cuando acudían a prestar servicio, los operarios encontraron las puertas de la fábrica cerradas. Tras ello, directivos de la empresa informaron que a partir de la fecha pasaban a ser cesanteados.

Según comentaron los trabajadores, la situación de la planta era adversa desde hace meses ya que existían recortes en las jornadas laborales por la caída de la producción.

"Veníamos de mal en peor, lo que nos extrañó es que el gerente venía bien a raja tabla. Habíamos firmado un acta donde, por tiempo indeterminado, no podían tocar nada. La veíamos venir pero no pensábamos que iba a ser así", expresaron los delegados Mario Soria y Sergio Aramayo en declaraciones a Radio Jesús María.

Y agregaron: "La impresión que nos queda es la peor, pensábamos que íbamos a seguir aguantando y son cien familias que se quedan en la calle. Trataremos de ver cómo continuamos, la vida sigue. Más allá del cierre, la fábrica se ha portado bien con nosotros, pero me voy triste".

Desde el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) adelantaron que la empresa ya se comprometió a abonar los sueldos e indemnizaciones correspondientes.

La firma MWM, que se instaló en Jesús María en el año 1996, producía motores, componentes y grupos electrógenos.

"La continuidad de las operaciones de la compañía se ha vuelto inviable debido a los bajos volúmenes para satisfacer la demanda del mercado local", manifestaron desde MWM, empresa que operará en Brasil.


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.