Suárez: "Solicitamos la inmediata liberación de los compañeros"

Editar noticia
El secretario adjunto de la CGT Rodríguez Peña informó que la central obrera se declaró en estado de alerta y movilización.

Foto: Prensa CGt Rodríguez Peña

Después de que la Justicia federal ordenara las detenciones de los dirigentes del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba (SURRBAC), Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, la CGT Rodríguez Peña demandó la liberación de los mismos.

En el marco del plenario que se realizó luego de que Saillen y Catrambone fueran aprehendidos, el secretario adjunto de la central obrera, Gabriel Suárez, afirmó que los hechos "no fueron aislados". 

"No son casuales y atentan contra el funcionamiento de las instituciones y la independencia de los poderes del Estado", expresó el dirigente lucifuercista en un encuentro que encabezó junto a Juan Saillen (SURRBAC), Olga Sayago (CTA de los Trabajadores) y Mario Cupertino (SUTCAPRA Córdoba).

Más info: El SURRBAC decretó el estado de alerta y movilización tras la orden de detención contra Saillen

Suárez también condenó el accionar de las fuerzas de seguridad que se apersonaron en el domicilio de Saillen, y aseguró que las maniobras desplegadas hicieron recordar "a los más oscuros años de la dictadura donde el terror era desplegado de las propias fuerzas del Estado".

"La Policía de la Provincia, Gendarmería y Policía Aeroportuaria realizaron un despliegue de fuerzas inusitado y absolutamente desmesurado para lo que supuestamente pretendían realizar, como el ingreso al domicilio de Mauricio Saillen, destruyendo la puerta de ingreso a pesar de contar con la colaboración manifiesta y la llave para entrar", señaló.

Y agregó: "El movimiento obrero y el pueblo todo estamos preocupados por las derivaciones que estos hechos puedan tener. Nos preocupa la posibilidad de que ciertos intereses políticos estén por detrás de estas maniobras excesivas y desmesuradas".

Asimismo, Suárez demandó que "se garantice el accionar de la Justicia sin que ninguna interferencia se produzca, alterando el normal desarrollo de los hechos".

"Solicitamos la inmediata liberación de los compañeros y que la justicia se encargue de demostrar la falsedad de las acusaciones que han generado estos hechos. Este no es un ataque a los dirigentes Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, este es un ataque a los trabajadores y sus organizaciones gremiales", afirmó.

Por último, el titular de Luz y Fuerza Córdoba informó que la CGT Rodríguez Peña -espacio que encabeza junto a Saillen- se declaró en estado de alerta y movilización en rechazo a las detenciones por presunto lavado de dinero y supuesta asociación ilícita.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.