Dos modelos de país para Argentina

Editar noticia
Por: Carlos Cafure*

Foto: Télam

En las próximas elecciones presidenciales del mes de octubre los ciudadanos definiremos por medio del voto entre dos modelos de país para la Argentina.

De acuerdo a los datos de las últimas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), las fórmulas que cuentan con mayores posibilidades de ganar son la que encabezan Alberto y Cristina Fernández, por un lado, y la de Mauricio Macri y Miguel Pichetto, por otro.

El primero de estos espacios encarna los intereses de las mayorías, mientras que el otro representa los intereses de los mercados. Ahora bien, debemos preguntarnos qué tipo gobierno necesitamos todos nosotros.

Los trabajadores necesitamos un gobierno que no nos tome como enemigos, que haga cumplir la ley laboral vigente, que no degrade un Ministerio tan importante como el de Trabajo a una insignificante Secretaría, que trabaje para la creación de nuevas fuentes laborales, que no permita que se clausuren las paritarias y que detenga la sangría de despidos, entre otras cuestiones.

Por su parte, los jubilados necesitan un gobierno que les garantice haberes dignos, que les devuelva los medicamentos gratuitos y les brinde dignidad.

Los niños requieren un gobierno que acabe con la desnutrición, garantizando el alimento en todo el territorio nacional, y que facilite la posibilidad de acceso a la educación. En fin, un gobierno que cuide de verdad a la niñez.

Los sectores vulnerables necesitan políticas tendientes a generar empleo y gestión para sustituir gradualmente los planes sociales por trabajo genuino y registrado, respetando los derechos laborales.

Las pymes, las industrias, y los comercios necesitan un gobierno que estimule el mercado interno, que no atente contra los sectores productivos y que actúe con urgencia para detener el proceso de desindustrialización.

Los argentinos necesitamos recuperar la alegría, dejar de sentir temor por el constante fantasma de los despidos, recuperar nuestro poder adquisitivo destruido, acceder a tarifas y servicios pesificados. Necesitamos que se gobierne en favor del pueblo y no en contra, que quienes conducen transitoriamente los destinos del país pongan en primer lugar a las personas de trabajo y luego a los órganos de crédito como el Fondo Monetario Internacional.

Nosotros tenemos la decisión de elegir qué modelo de país queremos. No podemos permitirnos tropezar dos veces con la misma piedra.

*Abogado laboralista


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.