Preocupación de ATE por la parada de una planta química de Río Tercero

Editar noticia
El gremio decretó el estado de alerta. Denuncian que existe una decisión política de no producir ni vender.

Foto: ATE Río Tercero (archivo)

La Asociación Trabajadores del Estado seccional Río Tercero manifestó preocupación por la paralización de la planta de ácido sulfúrico de dicha ciudad.

Según expresaron desde el gremio, la decisión tomada por las autoridades de Fabricaciones Militares es un despropósito ya que el establecimiento funcionaba sin inconvenientes.

ATE informó que la parada dispuesta se llevó a cabo para que los operarios presten colaboración en otra fábrica que produce ácido nítrico, debido a la falta de personal generada tras los despidos que el Gobierno nacional ordenó durante su gestión.

"Se tuvo que detener una planta que estaba produciendo bien, para destinar a los compañeros de la misma a la parada de otra planta", aseguró Damián Albornoz, secretario gremial de ATE Río Tercero.

Y reprochó:  "La comunicación que nos brindaron la semana pasada, cuando ya se corría el rumor sobre esta decisión, fue que era por un exceso de stock, lo que implicaba que no había ventas, y que toda la capacidad de almacenamiento estaba ocupada, cuando nos encontramos que hay tres mil toneladas aún de capacidad".

Foto: ATE Río Tercero (archivo)

Según el sindicalista, la capacidad mencionada permitía continuar con la producción continua por el lapso de cuarenta o cincuenta días más -aún sin ventas- sin la necesidad de paralizar la actividad de la planta.

Por tal motivo, Albornoz denunció que la suspensión de la producción corresponde a una decisión política de no vender los productos, con el objetivo de vaciar y desprenderse de los establecimientos fabriles y sus trabajadores.

"Lo único que genera la parada es deteriorar la planta, perder cifras diarias importantes de ventas y producción y desgastar psicológicamente a los trabajadores y a sus familias. Esta situación tiene nombre y apellido: Director Teniente Coronel Augusto Taddeo, quien de forma caprichosa, sin sentido y arbitraria, toma tal medida", expresaron desde ATE Río Tercero.

Si bien las autoridades informaron que la fábrica se pondrá en marcha en la semana del 22 al 26 de julio, el gremio adelantó que se mantendrán en estado de alerta.

"Necesitamos que la planta funcione como corresponde y queremos dejar en claro, además, que existen cuestiones relacionadas con los elementos de seguridad y con los insumos para las diferentes intervenciones, que son pura y exclusivamente responsabilidad de la dirección y de cada una de las jefaturas. Si esto se traslada en el tiempo, seguramente será porque no contaremos con los elementos necesarios para realizar los trabajos, y esa es una responsabilidad de ellos, por la que se tienen que hacer cargo", indicó Albornoz.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.