AMMAR Córdoba denunció una ola de violencia

Editar noticia
Las trabajadoras sexuales advirtieron sobre la existencia de una red de proxenetismo en Córdoba.

Foto: AMMAR Córdoba

La Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) seccional Córdoba denunció una ola de violencia contra las trabajadoras sexuales.

Desde el gremio alertaron sobre la existencia de una red de proxenetismo que opera en el centro de la ciudad capital, la cual hostiga a aquellas trabajadoras que prestan servicios de manera independiente.

"Durante las recorridas que AMMAR Córdoba realiza por las zonas de trabajo, hemos recibido denuncias por parte de las trabajadoras sexuales sobre esta situación. Podemos sostener fehacientemente que hace más de un año en la zona está actuando una red de proxenetismo o grupos de proxenetas que está viviendo del trabajo ajeno", señalaron desde el sindicato que encabeza María Eugenia Aravena.

En tal sentido, AMMAR indicó que las trabajadoras son violentadas físicamente y obligadas a entregar su dinero. "Este grupo no está integrado exclusivamente por hombres sino que también mujeres cis y mujeres trans. En la sede hemos recibido a muchas mujeres agredidas: heridas con armas blancas, golpes en diversas partes del cuerpo, fracturas de huesos, entre otros" aseguraron.

Leer más: AMMAR Córdoba repudió la agresión sufrida por una trabajadora sexual

El gremio cuestionó a las autoridades del Gobierno de Córdoba ya que no intervienen para defender la integridad de las trabajadoras sexuales.

"Hace meses que estamos denunciando esta situación y no se han tomado cartas en el asunto. En el mes de mayo tuvimos una reunión con los funcionarios de la Secretaría de Seguridad de la Provincia de Córdoba, en esa ocasión acompañamos a una trabajadora sexual para hacer la denuncia por haber sufrido fuertes golpes en la cara y hematomas en todo su cuerpo. Esta situación nunca fue investigada, se argumentó que tales denuncias no son suficientes para detener a las personas en el marco de la ley de proxenetismo", sentenciaron desde AMMAR Córdoba.

Y agregaron: "No solo eso, sino también que la denuncia se filtró y ello desembocó en mayor violencia hacia las compañeras. Esto es preocupante por la revictimización de quienes se animan a denunciar perpetuando así la violencia. Desde hace más de un año, estos grupos son los dueños de la calle. Esta situación es de extrema gravedad y urgencia por los posibles daños irreparables hacia las trabajadoras sexuales y las compañeras de AMMAR Córdoba".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.