Los jubilados no pueden esperar

Editar noticia
Por: Carlos Cafure (abogado laboralista)

Foto: Télam

Desde hace muchos años, los jubilados vienen atravesando una situación no solo preocupante, sino fundamentalmente inhumana; pero en este último tiempo, sus condiciones de vida han empeorado severamente.

En un país donde se votó una reforma previsional que significó un recorte de haberes, donde la inflación duplicó el porcentaje registrado en el gobierno anterior, donde se destruyó el valor de la moneda nacional por las significativas devaluaciones, donde el valor de los alimentos es cada vez en más inalcanzable, donde se canceló la entrega de medicamentos gratuitos, donde aumentaron exponencialmente las tarifas, la vida para los pasivos se ha transformado evidentemente en una verdadera pesadilla.

¿Qué pretende hacer la clase política con los jubilados?, ¿dónde están sus derechos?, ¿dónde quedó la dignidad para quienes han trabajado y aportado durante tantos años para tener una vida pos laboral adecuada? Se debe hacer algo urgente ya.

Es imperdonable lo que la mayoría de jubilados está padeciendo por el accionar de una mediocre clase política que, en época electoral, se llena la boca hablando sobre las necesidades de los adultos mayores y una vez en el poder no lleva adelante políticas que protejan al sector mejorando su calidad de vida.

Es inadmisible e inaceptable que los jubilados no tengan calidad de vida, que ya no cuenten con medicación gratuita, que no dispongan de un plan de alimentación saludable y que sufran recorten en sus haberes.

Quienes gobiernan y quienes legislan en contra de los jubilados, están hoy en día poniendo en riesgo la vida de miles de nuestros abuelos. 

Frente a esta inmoralidad, es hora de que las organizaciones sindicales de todo el país, dejen de hacer silencio. Es hora de que las organizaciones sindicales de todo el país empiecen a luchar enérgicamente por sus derechos. Es hora de que la clase política argentina deje de ser tan hipócrita, insensible, repudiable y mediocre.

La jubilación debe dejar de ser la espantosa película de terror creada por quienes gobiernan y legislan en la República Argentina.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.