Judiciales denuncian falta de personal en el Polo de la Mujer

Editar noticia
Desde AGEPJ indicaron que la falta de profesionales y sumariantes obstaculiza la recepción de denuncias por violencia y abuso sexual.

Foto: AGEPJ

La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) denunció una grave situación en el Polo de la Mujer, donde funciona la Unidad Judicial de Violencia Familiar y de Delitos contra la Integridad Sexual.

Según detalló el gremio, dicha dependencia padece la falta de sumariantes y profesionales de la salud, lo cual limita y demora la recepción de denuncias y el examen de lesiones y demás daños a la salud en hechos de violencia familiar y abuso sexual. 

"Esta situación, evidentemente, afecta la prestación adecuada del servicio de justicia en un área muy sensible y de alta demanda social", señalaron desde AGEPJ.

Según constató el sindicato, las denuncias por violencia familiar y abusos en toda la provincia han aumentado considerablemente en los últimos años, pasando de 45.817 en 2017 a 52.818 en 2018, es decir 7001 casos más. A contramano de ese aumento, el personal se redujo de diez médicos en 2018 -cifra ya insuficiente- a 8 en la actualidad.

“Es vergonzoso que personas que están padeciendo un drama como es la violencia familiar o el abuso deban permanecer varias horas en la unidad judicial para efectuar una denuncia, y/o para ser atendidas por las profesionales de la salud", aseguró el titular de AGEPJ, Federico Cortelletti.

Y agregó: "Las empleadas y empleados hacen un esfuerzo gigante para atender como es debido a las personas que concurren, pero sólo nombrando más empleadas y empleados se puede hacer frente a un cúmulo de denuncias que no deja de ascender. Esto ya motivó un conflicto en 2017, al cabo del cual el empleador reconoció la situación y nombró tres médicos pero hoy estamos con el mismo faltante de personal. El Ministerio Público Fiscal sabe que no es posible garantizar la atención de las víctimas en estas condiciones sin embargo se niega a designar personal”.

Por último, el secretario adjunto de AGEPJ, Adrian Valan, indicó: “Los poderes del estado invierten mucho dinero en marketing para tranquilizar conciencias y hacer creer que se ocupan seriamente de  los flagelos sociales de la violencia familiar y el abuso sexual. Pero la realidad dista mucho de la propaganda y no hay la cantidad necesaria de empleadas y empleados para dar una respuesta adecuada desde la justicia a este problema”.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.