La violencia laboral no se detiene

Editar noticia
Los trabajadores necesitan de una ley nacional de violencia laboral que prevenga y sancione a quienes la ejerzan sobre otros.

Foto: Télam

Por: Carlos Cafure (abogado laboralista)

La violencia laboral es una forma de violencia que padecen las personas en sus lugares de trabajo. La misma se define como toda agresión física, acoso sexual, y acoso moral o psicológico que se ejerce sobre una persona dentro de su espacio laboral

Cada una de las mencionadas variantes genera serios perjuicios al trabajador, afectando su salud física y psíquica.

Pese a la gravedad de este tipo de violencia, el principal problema radica en que actualmente no existe una ley nacional que la suprima. En Córdoba, a nivel provincial y municipal, tampoco hay una legislación al respecto.

Pese a este vacío legal, hay que destacar que algunas provincias sí tienen su propia normativa, como por ejemplo Buenos Aires (ley 13.168), Entre Ríos (ley 9.671), Santa Fe (ley 12.434), Tucumán (ley 7.232), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (ley 1.225) y Corrientes (Constitución provincial).

Es necesario, con carácter de urgencia, que los legisladores nacionales y provinciales, como así también los concejales cordobeses,  sancionen  marcos legales sobre violencia laboral que apuesten a la prevención de la violencia laboral y apliquen severas sanciones a quienes incurran en tales conductas en los ámbitos laborales y a quienes las encubran o consientan por acción u omisión.


El rol de los sindicatos

Es fundamental que los gremios que componen el movimiento obrero organicen jornadas de promoción y capacitación para sus delegados gremiales, quienes son los responsables de intervenir en primera instancia y visibilizar la existencia de tales hechos.

Es muy importante que aquellos sindicatos que gozan de convenios colectivos de trabajo, incorporen articulados que regulen la violencia laboral, para lograr así una mejor defensa de los trabajadores que sean víctimas de este flagelo. La prevención de la violencia laboral es un elemento importante a la hora de establecer condiciones dignas de trabajo.

Por otra parte, es necesario poner en conocimiento de los trabajadores la existencia de la Oficina de Asesoramiento sobre violencia laboral, la cual funciona bajo la órbita de la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

Según esta dependencia, la violencia laboral es “toda acción, omisión o comportamiento, destinado a provocar, de manera directa o indirecta, daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. Esta incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo, y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores”.


Iniciativas

A través de distintos partidos políticos presenté diversas iniciativas para erradicar la violencia laboral:  un proyecto de ordenanza municipal contra la violencia laboral (Nro. 7432-C-2019, con concejales de Unión por Córdoba), un proyecto de Ley provincial contra la violencia laboral (Nro. 18973L16, con apoyo del Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y un proyecto de Ley nacional contra la violencia laboral (Nro. 6876-D-2018, con diputados del Frente para la Victoria). Como ciudadano, espero el tratamiento de cada uno de ellos y la aprobación mediante el consenso de las distintas fuerzas políticas municipales, provinciales y nacionales.

Por todo lo expuesto hasta aquí, queda en evidencia la necesidad de aprobar una Ley nacional de violencia laboral que prevenga y sancione a quienes ejerzan este tipo de hostigamiento sobre otros. Muchas veces se reclama a los legisladores que voten leyes que solucionen temas importantes para el pueblo, y éste, sin lugar a dudas, es uno de ellos.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.