SADOP Córdoba denunció despidos en un colegio de Villa Allende

Editar noticia
Se trata de seis profesoras de inglés con hasta 12 años de antigüedad. Denuncian que la patronal modificó los horarios de manera unilateral, provocando incompatibilidad.

Foto: SADOP Córdoba Capital

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) seccional Córdoba denunció una serie de cesantías injustificadas en el Colegio San José de Villa Allende.

Según aseguran desde el gremio, las autoridades del establecimiento educativo introdujeron modificaciones unilaterales en el horario laboral de las docentes de inglés, lo cual generó una serie de confusiones e incompatibilidad para el dictado de clases. 

Dicha circunstancia provocada por la propia patronal habría sido utilizada como excusa para ordenar los despidos, generando un grave perjuicio para las trabajadoras -algunas con hasta 12 años de antigüedad-. Igualmente, desde SADOP afirmaron que tal conjetura es solo una sospecha ya que las autoridades del colegio no hicieron públicas las razones de las desvinculaciones.

Ante esta situación, SADOP Córdoba repudió el accionar de los propietarios de la institución y llevan a cabo desde esta mañana una protesta en la puerta del establecimiento para dialogar con la planta docente y miembros de la comunidad educativa sobre la grave situación que sufren quienes trabajan allí.

El gremio adelantó además que realizarán una presentación ante la Dirección General Enseñanza Privada (DIPE) ya que la escuela recibe subvención del Estado provincial.


Foto: SADOP Córdoba Capital

Ingreso denegado

Según confirmó el secretario general electo de SADOP Córdoba delegación capital, Peter Ahrensburg, la representante legal del establecimiento impidió el ingreso de las docentes para que las mismas pudieran despedirse de los alumnos y alumnas. Asimismo, las autoridades se negaron a recibir a autoridades ministeriales y sindicales.

"Una de las docentes despedidas tiene hijos estudiando en el colegio y tampoco le permitieron ingresar para participar en una reunión", denunció el dirigente.

Y agregó: "Dejar a seis familias sin sustento en un contexto de crisis económica casi terminal, es un acto predemocrático y contrario a los principios cristianos que profesa el colegio".


Amedrentamiento

"Además de los seis despidos injustificados nos preocupa la actitud de amedrentar al resto de la comundidad educativa, la cual tiene miedo de expresarse. Muchos padres no han manifestado que temen al momento de dirigirse a las autoridades del colegio", subrayó Ahrensburg.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.