Peones de taxis continúan rechazando la ordenanza 12.859

Editar noticia
Desde el SIPETACO expresaron que la sanción de la normativa fue una "maniobra obscena" que atenta contra el futuro de las y los conductores.

Foto: SIPETACO

Tras realizar diversas presentaciones judiciales durante los últimos meses, el Sindicato Peones de Taxi de Córdoba (SIPETACO) volvió a pronunciarse en contra del nuevo marco regulatorio del servicio público de autos de alquiler con chofer, por entender que el mismo es inconstitucional.

En ese sentido, el gremio que encabeza Miguel Arias emitió un comunicado asegurando que la normativa municipal fue confeccionada solo para resolver los problemas de las centrales y agencias de taxis, generando un negocio millonario en detrimento de las y los conductores.

"Avala un sorteo injustificado de 2.100 licencias con cupos para amigos del poder y obliga a casi 2.000 taxis que hoy trabajan sin central a estar adheridos a ellas. O sea agrega más de 4.000 vehículos al sistema de radiofrecuencia con un canon de $3.000 promedio, un negocio millonario", indicaron.

Y añadieron: “Esta ordenanza se presentó como la modernización del sistema de taxis en beneficio del usuario, pero esto no se va a dar porque las promesas de una flota más nueva y de mejoras en el servicio hoy están siendo analizadas".

Leer más: Choferes de taxis demandan la inconstitucionalidad de la ordenanza 12.859
Frente a esta situación, las y los peones de taxis exigen la derogación del nuevo marco regulatorio por considerar que la normativa está "viciada de irregularidades". Al mismo tiempo demandan que el municipio vuelva a regirse mediante la ordenanza 10.270 "hasta que la ciudad de Córdoba cuente con un nuevo gobierno y un nuevo Concejo Deliberante que disipen todo tipo de dudas a cerca de supuestos negociados entre los agencieros y dueños de centrales con el poder".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.