La pensada herencia

Editar noticia
Frente a la difícil situación que atraviesa el país, el Gobierno nacional le echa la culpa a la pesada herencia recibida de la gestión anterior. Si bien no asumieron en óptimas condiciones, la realidad demuestra que sus propias decisiones en este mandato empeoraron casi todos los indicadores de la economía nacional.

Foto: Diario Sindical

Por: Carlos Cafure (abogado laboralista)

Luego de tres años en el poder, la gestión del presidente Macri no dejará al próximo gobierno una "pesada herencia" sino una "pensada herencia", que no es ni más ni menos que el propio modelo económico del macrismo.

Un modelo que generó una importante transferencia de recursos económicos desde los sectores medio-bajos hacia los más acomodados mediante los tarifazos, la bicicleta financiera, la mega devaluación de la moneda, los aumentos incesantes de los combustibles, entre otras medidas.

Un modelo que duplicó la inflación del último año del gobierno anterior, cuando prometieron bajarla e incluso decían que ello era fácil en época electoral.

Un modelo que vino a estrujar aún más los bolsillos de los trabajadores, los jubilados, y los sectores más vulnerables.

Un modelo que innegablemente es antiobrero y que pretende instalar la flexibilización laboral y avanzar sobre los convenios colectivos que garantizan condiciones dignas de trabajo.

Un modelo que ha llevado al cierre de miles de fábricas históricas, de Pymes y comercios en todo el territorio nacional.

Un modelo que ha terminado con miles de trabajadores y trabajadoras despedidos, tanto en el sector estatal como en el privado.

Un modelo que está destruyendo a la clase media y está generando que en la Argentina solo exista una reducida clase alta, mientras el resto de la población viva en la pobreza o en la indigencia. 

Un modelo en el que un importante número de ministros y funcionarios son o han sido CEOS de empresas, que han llevado adelante políticas que favorecen a esos sectores en desmedro de los  derechos e intereses de los ciudadanos. Un repudiable caso, es el de un conocido ex ministro de Energía que, en declaraciones recientes a medios de prensa, señaló que la energía no es un derecho humano, cuando la energía garantiza el derecho a la vida, a la alimentación, a la salud, a la seguridad, entre otras necesidades básicas que deben ser tuteladas por el Estado a sus ciudadanos.

Un modelo que ha endeudado de forma  absolutamente irresponsable al país, hipotecando a muchas  generaciones de argentinos con créditos que se deberán pagar en plazos de hasta cien años. Da la sensación de que en la actualidad el Fondo Monetario Internacional es quien decide el destino económico de nuestro país, sin importar las serias consecuencias que ello le está acarreando a la gente. ¿Gobierna el presidente Macri o Cristine Lagarde?

El actual Presidente también se ha caracterizado, entre otras cosas, por el incumplimiento de casi todas sus promesas electorales. Su gobierno ha llevado al país al borde del abismo. Su plan económico se basa en ajuste y en el endeudamiento externo. 

Este modelo no tiene nada que ofrecerle a la ciudadanía mas que hambre y miseria. Sería bueno que en las próximas elecciones se le dé la oportunidad a dirigentes políticos que estén respaldados por trayectoria, capacidad y seriedad.

Quienes han gobernado ya demostraron en su gestión lo que son capaces de ofrecerle al país. No tropecemos dos veces con la misma piedra. Está en juego no solo el futuro de quienes nos precederán, sino también el futuro de la República Argentina. Depende de nosotros.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.