Judiciales decretaron el estado de asamblea permanente en el sector de ujieres

Editar noticia
El gremio informó que solo se entregarán las cédulas que revistan carácter urgente. Demandan una compensación por el uso de vehículos propios.

Foto: AGEPJ


La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) decretó el estado de asamblea permanente en la oficina de ujieres de la Justicia de la provincia de Córdoba, y resolvió entregar solo las cédulas que revistan carácter urgente.

El conflicto, que está paralizando una oficina clave para el avance de los juicios, se generó debido a que el Poder Judicial no proporciona vehículos oficiales para que los ujieres realicen las notificaciones pertinentes.

Según informaron desde el gremio, los trabajadores utilizan su vehículo propio para prestar servicio sin que la Justicia les reconozca los gastos respectivos. En ese sentido indicaron que el arancel correspondiente no se actualiza desde el mes de agosto de 2018, pese a los elevados índices inflacionarios.

Cabe marcar que el radio de actuación de los ujieres se extiende hasta el límite de la ciudad de Córdoba, la cual posee el ejido urbano más grande del país.

"El proceso inflacionario está fulminando los salarios de todos los trabajadores. Además los compañeros ujieres tienen la carga extra de correr con los gastos en cubiertas, aceite, combustible, seguro, etcétera, para realizar actividad oficial. El TSJ debe tomar cuenta de ello y actualizar el arancel correspondiente”, manifestó el titular de AGEPJ, Federico Cortelletti.

En tanto que el secretario adjunto del gremio, Adrián Valán, afirmó que la medida decretada ya genera la acumulación de cédulas, motivo por el que se podrían paralizar los litigios. "Una vez más la patronal es la causante de este conflicto, ya que se niega a aceptar la realidad del monstruoso proceso inflacionario que vive nuestro país”.


Compartir esta nota


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.