La Justicia rechazó el amparo presentado por el SIPETACO

Editar noticia
Las y los peones de taxis habían demandado la inconstitucionalidad de la ordenanza municipal 12.859 y denunciado discriminación en en el sorteo de chapas.

Foto: SIPETACO

La Justicia de la provincia de Córdoba rechazó el amparo que las y los peones de taxis presentaron el viernes de la semana pasada en contra del nuevo marco regulatorio del servicio público de autos de alquiler con chofer.

Según expresaron los trabajadores y trabajadoras, el mismo vulnera derechos laborales consagrados en el marco regulatorio del sector, en leyes naciones y en las constituciones provincial y nacional.

En ese sentido sostienen, por ejemplo, que el sorteo de chapas de taxis -cuyos resultados se darán a conocer en abril- es discriminatorio ya que las condiciones establecidas limitan la postulación de las y los conductores.

"A los peones de taxis se les pide que ingresen con coches cero kilómetro, mientras que al público en general les demandan autos de hasta dos años de antigüedad", expresó días atrás el abogado del Sindicato de Peones de Taxis de Córdoba (SIPETACO), Carlos Cafure, al ser consultado por Diario Sindical.

El letrado agregó: "El mecanismo actual establece que el 47,5% de las chapas se destinará al público en general, 5% a personas con discapacidad, y el 47,5 restante a los conductores. A ello se le suma el contexto económico, donde no muchas personas están en condiciones de comprar un vehículo cero kilómetro".

Por su parte, Miguel Arias, titular del SIPETACO, afirmó que las demandas de las y los conductores no fueron escuchadas.

"Creemos que la nueva ordenanza tiene muchas falencias, la cual discutimos y no se nos escuchó. Seguimos sosteniendo que 2.100 chapas en la calle resultan una exageración y en tal caso, si están, las queremos para los peones de taxis, que hace 40 años algunos están trabajando y esto es una oportunidad para tener su propia herramienta de trabajo", añadió Arias en declaraciones a La Nueva Mañana.

Si bien desde el gremio confiaban en que la Justicia fallara a su favor, Arias reconoció que la negativa era una posibilidad que también barajaban.

A partir de ahora, la conducción del SIPETACO evaluará las acciones a seguir y no se descartan nuevas acciones en contra de la ordenanza municipal 12.859.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.