Alimentación decretó el estado de alerta y movilización

Editar noticia
La medida se tomó ante la negativa de las empresas de continuar con las negociaciones salariales.

Foto: Diario Sindical (Archivo)

La Federación de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) se declaró en estado de alerta y movilización a raíz de la decisión empresarial de interrumpir las negociaciones que se venían llevando a cabo para recomponer los salarios del sector.

"A pesar de haber hecho expreso nuestro pedido en sucesivas reuniones con la cámara empresaria, ahora en forma unilateral e intempestiva los empresarios se niegan a continuar las conversaciones, interrumpiendo la negociación y con ello toda posibilidad de mejorar la delicada situación de los trabajadores del sector", señalaron desde la federación que nuclea a diversos gremios del sector, entre ellos el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) filial Córdoba.

Las organizaciones sindicales expresaron que las empresas se "escudaron" en el acuerdo que la CGT nacional rubricó con el Gobierno de Mauricio Macri, a través del cual se decretó el pago de un bono de hasta 5 mil pesos para las y los trabajadores de todas las actividades.

En relación al bono, la FTIA comunicó que "resulta ajeno a los planteos de recomposición salarial realizados en el marco de la paritaria nacional".

Y añadieron: "La cámara empresaria busca eludir su responsabilidad y obtener beneficios económicos a costa del deterioro del salario".

Frente a esta situación, los gremios de la Alimentación declararon el estado de alerta y movilización, y advirtieron que realizarán diversas acciones legales y sindicales en defensa de los intereses de los trabajadores de la alimentación.


Solo un paliativo

El titular del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) filial Córdoba, Héctor Morcillo, afirmó que el bono acordado por la CGT y la gestión nacional constituye un "paliativo que no sirve de mucho". 

"Lo que planteamos es una reapertura de la paritaria debido al aumento de los productos de la canasta familiar y el desfasaje salarial producto de la megadevaluación", señaló el dirigente en declaraciones a Cadena 3.

Y concluyó: "El bono no tiene nada que ver con la reapertura de la discusión salarial. Si aceptáramos que el bono es la solución, estamos 15 puntos por debajo de la inflación y perdiendo 15 puntos de salario".


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.