Con los jubilados no

Editar noticia
En un nuevo contexto de grave crisis económica, da la sensación de que a algunos dirigentes políticos de Argentina poco les interesa la gravísima situación por la que atraviesan los adultos mayores en nuestro país.

Foto: Diario Sindical

Por Carlos Emanuel Cafure (abogado y delegado del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba)

Frente a una enorme devaluación de la moneda nacional y una notable escalada en los precios de alimentos, medicamentos, vivienda, transporte y recreación -tanto en el ámbito nacional como provincial-, los pasivos padecen además el ajuste de sus haberes.

A nivel país, el Congreso aprobó a fines del año pasado una reforma previsional que, en la práctica, significó un recorte en las jubilaciones. Ello con el voto de representantes del oficialismo y de una oposición cada vez menos creíble.

Por su parte, en el orden provincial sigue vigente la controvertida ley 10.333, que también ajusta los bolsillos de los jubilados de Córdoba.

Sería muy importante que los dirigentes políticos nos expliquen, por ejemplo, ¿cómo puede vivir un jubilado con la mínima nacional -que al mes de septiembre es menor a 9 mil pesos-, cuando la canasta básica para un pasivo supera los 21 mil pesos? Como la respuesta es inexistente, queda en evidencia que no importa lo que sucede con los jubilados.

La jubilación, como etapa post laboral, debería permitirle a los pasivos vivir con mayor tranquilidad, colmados de posibilidades de recreación y esparcimiento. Pero, por el contrario, atravesar dicho trayecto se ha transformado en un verdadero tormento para muchos de ellos.

¿Esa es la manera de devolverle a cada una de estas personas, más de treinta años de trabajo y aportes? ¿Así pretenden los dirigentes políticos seguir tratando a uno de los sectores al que más deberían proteger? 

Es inaceptable que mediante reformas o leyes, continúe vigente cualquier recorte de las jubilaciones. Es inaceptable que los pasivos que perciben la mínima nacional, tengan ingresos por debajo de la línea de la pobreza. Es inaceptable que se haya quitado cobertura en los medicamentos básicos que muchos jubilados necesitan para poder vivir.

Por este motivo insto la clase política a que deje de hacer solo promesas en campaña electoral para los pasivos, ya que la credibilidad se logra con acción. Pido que se terminen todas aquellas maniobras de ajuste que impactan sobre los jubilados. Demando que ningún pasivo de este país perciba una jubilación por debajo de la canasta básica total. Exijo que se tomen medidas urgentes para mejorar su calidad de vida.

Todo depende de que quienes nos gobiernan hagan más y prometan menos.



Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.