Despidieron a tres delegados de Tamse Trolebuses

Editar noticia
Se trata de Érica Oliva, Sonia Beas y Luis Almada. Fue luego de que la conducción nacional de UTA desafiliara a las y los choferes. Afirman que las desvinculaciones no se podrán efectivizar.

Foto: Diario Sindical

La empresa municipal Tamse Trolebuses ordenó el despido de tres delegados que estuvieron al frente del paro de transporte que se desarrolló el año pasado en Córdoba.

Las y los afectados son Érica Oliva, Sonia Beas y Luis Almada, a quienes la firma dio de baja luego de que la Unión Tranviarios Automotor -UTA- nacional ordenara la desafiliación de las y los representantes y les quitara sus fueros sindicales.

Desde la patronal argumentaron su resolución indicando que "se hace imposible continuar con la relación laboral" debido a la "pérdida de confianza" generada por diversas medidas gremiales.

Entre los acontecimientos enumerados por la firma estatal, se menciona una asamblea desarrollada el 15 de mayo de 2017 en reclamo por una suma salarial compensatoria,  la paralización del servicio en la línea B de Trolebuses, -medida que tuvo lugar el día 26 de mayo del año pasado- y el paro decretado por los cuerpos de delegados de UTA Córdoba a partir del 2 de junio de 2017.

Al ser consultada por Diario Sindical, la delegada Érica Oliva aseguró que las desvinculaciones no  se podrán efectivizar tal como notificó Tamse, debido a que el proceso de quita de tutela sindical se encuentra judicializado y todavía no existe una sentencia firme respecto a la legalidad de las desafiliaciones ordenadas por UTA.
"Nosotros tenemos un juicio por la quita de tutela sindical y la Justicia no ha dictaminado una sentencia firme. Todo el procedimiento se encuentra en vía judicial y nadie puede tomar decisiones hasta tanto exista una sentencia", aclaró la delegada.
Y agregó: "La UTA hizo asambleas y celebró un congreso en Buenos Aires para expulsarnos, pero todo ello siempre fue por vía administrativa. No se puede tomar nada como definitivo ya que estamos en juicio".

Por esta situación, Oliva cuestionó a la conducción nacional de UTA y afirmó que existe complicidad entre el gremio y las autoridades municipales de Tamse Trolebuses.
"Existe abuso de autoridad por parte de la empresa estatal y eso es avalado por la UTA. Un gremio nunca te puede dejar sin cobertura gremial", enfatizó la conductora.

Por último, Oliva criticó en duros términos al intendente Ramón Mestre, a quien acusó de querer acallar una serie de denuncias por la utilización de fondos municipales.
"Mestre apunta contra nosotros porque los delegados denunciamos que Tamse nunca rindió cuentas sobre los millones de pesos que la Municipalidad le giró a la empresa. Es por eso que nos quieren sacar de nuestro trabajo", cerró la delegada.


Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.