Según Suárez, el marco regulatorio "atomizará" a Epec

Editar noticia
El titular del Sindicato de Luz y Fuerza Córdoba cuestionó al gobierno provincial y dijo que el nuevo marco busca privatizar la empresa de estatal de energía.

Gabriel Suárez - Foto: Diario Sindical

Hoy desde las 11 horas, el gobierno de la provincia de Córdoba presentará el anteproyecto del nuevo marco regulatorio eléctrico que apunta a introducir modificaciones en el sistema.

Según sostuvieron desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, la iniciativa perjudicará directamente a las y los trabajadores de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba -Epec-, debido que el gobierno busca quitarle potestad a la firma estatal.

"Hasta el momento, los borradores del proyecto no han contemplado a la Epec y eso es algo que nos preocupa porque buscan reducir la potestad de la empresa, transformándola en una distribuidora. Esto ni siquiera se hizo en el marco regulatorio nacional, cuando en la década el noventa quisieron generar privatizaciones y posibles negocios con el mercado eléctrico", expresó Gabriel Suárez, secretario general del gremio, en declaraciones a Radio La Ranchada.

El sindicalista aseguró que la decisión de tercerizar actividades estratégicas mediante la incorporación de empresas privadas "atomizará" a Epec, motivo por el que peligran las fuentes laborales existentes.

"Por más que nos digan que Epec va a seguir siendo estatal e integrada, todavía no se han resuelto aspectos claves. Las tercerizaciones buscan atomizar a Epec para que se convierta en una empresa residual. Es un intento moderno de privatización", aseveró.

Y agregó: "Como gremio rechazamos el nuevo marco. Estamos discutiendo la eliminación de diversos puntos que a nuestro entender desprotegen a la empresa, a los trabajadores y a todos los cordobeses". 

Es pertinente destacar que la presentación del anteproyecto por parte del gobierno provincial se llevará acabo hoy a las 11 horas ante el Consejo Asesor de Política Energética Provincial -Capec-. Ello constituye la instancia previa al envío del proyecto final a la Legislatura para su posterior aprobación.

En relación a las versiones que indican que el oficialismo local lograría sancionar sin dificultades el nuevo marco regulatorio en la Unicameral, Suárez denunció: "En la Legislatura no hay una democracia que permita el debate porque existe un solo criterio. Se vota lo que propone el ejecutivo,  la Legislatura es adicta a las resoluciones gubernamentales".



Compartir esta nota



El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.