Luz y Fuerza marchó contra el ajuste en Epec

Editar noticia
El gremio se movilizó en el centro de la ciudad para repudiar el avance del gobierno provincial contra las y los trabajadores de la empresa estatal. Esta tarde habrá una audiencia en el ministerio de Trabajo. Continúa el paro hasta la medianoche.

Foto:  Pedro Castillo / La Voz

El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba marchó esta mañana por las calles de la ciudad capital en rechazo a las medidas de ajuste adoptadas por el gobierno provincial y el directorio de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba -Epec-.

Tras realizar una asamblea en la sede gremial de Dean Funes 672, dirigentes lucifuercistas acompañados por representantes sindicales y políticos de la provincia se movilizaron hacia el Centro Cívico.

"El gobernador de Córdoba se tiene que hacer cargo de lo que está pasando en la empresa por más que diga que no quiere hablar de Epec", sentenció el titular de Luz y Fuerza Córdoba, Gabriel Suárez.

En relación al encuentro que el gremio mantendrá esta tarde a las 16 horas con autoridades de Epec en el ministerio de Trabajo, el dirigente sostuvo que aguarda "respuestas contundentes y favorables".

"Hoy plantearemos en el ministerio el problema derivado del no pago de nuestros salarios. Espero que tengamos respuestas contundentes y favorables a los trabajadores, que nos permitan salir de este inconveniente que venimos soportando desde el mes de abril", señaló.

Al ser consultado por el pedido de legisladores de la oposición, quienes solicitaron la intervención de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, Suárez afirmó que el gremio rechaza dicha iniciativa.

"No queremos ninguna intervención. Queremos que den un paso al costado quienes hoy son responsables de Epec, y se designe a personas que sepan lo que es la empresa provincial. Los contratos onerosos que perciben las autoridades generan una serie de inconvenientes funcionales y económicos  porque ello incrementa permanentemente el gasto", manifestó el titular de Luz y Fuerza.


Apoyo sindical y político

El reclamo de las y los trabajadores de Epec contó con el apoyo de diversos dirigentes gremiales y políticos, quienes fueron oradores en el acto final que se desarrolló en el Centro Cívico.

Uno de ellos fue el legislador provincial y vocal del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba, Franco Saillen.

"La responsabilidad que tenemos como laburantes es cuidar el trabajo genuino de calidad. Esto que vemos hoy es la unidad que necesitamos para combatir el avasallamiento del derecho de los trabajadores", expresó.

Y añadió: "Los trabajadores no podemos tener la función de meros aplaudidores. Estamos dispuestos a ir un paro si los trabajadores así lo deciden. Los ataques contra trabajadores de Epec connotan la realidad que vive nuestro país". 

Por su parte, la diputada nacional por el Frente para la Victoria, Gabriela Estévez, expresó: "Como fuerza política, desde el FPV-PJ siempre trabajamos para profundizar derechos de los sectores más vulnerados, y no vamos a permitir que se avance contra los derechos de los trabajadores. Luz y Fuerza es el tubo de ensayo que quiere tomar el gobierno nacional con el apoyo del gobernador Schiaretti para modificar los convenios".

En tanto que José Rigani, titular del sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, aseguró: "Mientras algunos piensan si van a convocar a un paro para enfrentar a este gobierno, nosotros tenemos el ejemplo vivo y directo de Luz y Fuerza de Córdoba que enfrenta las políticas de los gobiernos que buscan domesticar al movimiento obrero".

"Ir contra el salario demuestra que están dispuestos a todo. Pero que no se equivoquen porque hay fuerza, organización, historia y un presente que está dispuesto a todo para defender su convenio y una empresa estatal e integrada", cerró el sindicalista.


Foto: Pedro Castillo / La Voz


Los reclamos

A lo largo del 2018, el gobierno de la provincia de Córdoba, por medio del directorio de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba -Epec-, inició una campaña de ajuste basada en ataques contra las y los trabajadores de la firma.

Cierre de cajas en los centros de atención comercial, eliminación de horas extra y retiros anticipados, fueron las primeras medidas aprobadas por las autoridades de Epec. Desde Luz y Fuerza rechazaron dichas resoluciones por considerar que las mismas constituyen un lockout patronal que atenta contra el funcionamiento de la empresa.

Posteriormente, por iniciativa del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, la Legislatura provincial sancionó una ley que introdujo modificaciones en el convenio colectivo del sector, restringiendo el consumo energético no pago para las y los trabajadores, y eliminando los aportes a los fondos compensadores previsionales que manejaba el Sindicato de Luz y Fuerza.

Todo ello se vio agravado en la última semana por el encarcelamiento de un activista gremial acusado de agredir al presidente de Epec, Luis Giovine; y la decisión empresarial de no abonar la totalidad de los salarios del mes de mayo a las y los empleados de Epec, situación por la que el gremio lanzó un paro hasta la medianoche de hoy.


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.