Las razones planteadas por la CGT para definir el paro general

Editar noticia
La central obrera lanzó la medida para el lunes 25 de junio y advirtió sobre la necesidad de que el gobierno nacional modifique el rumbo económico adoptado.

Foto: Prensa Juan Carlos Schmid

Tras varias horas de debate, el consejo directivo de la Confederación General del Trabajo -CGT- lanzó ayer un paro nacional por 24 horas -sin movilización- para el lunes 25 de junio.

Según comunicaron desde la central obrera, la falta de voluntad del gobierno de Mauricio Macri para rever su política económica fue el principal motivo que determinó la definición del paro.

Si bien desde la gestión nacional convocaron a los dirigentes de la CGT a una serie de reuniones para destrabar la medida de fuerza, desde la central expresaron que los encuentros constituyeron una mera formalidad.

Es pertinente recordar que la semana pasada el gobierno nacional, por medio del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, propuso el otorgamiento de un aumento salarial "extra" del 5% para aquellas paritarias que fueron cerradas por debajo de los índices inflacionarios. 

Sin embargo desde la central obrera argumentaron que tal propuesta constituía una oferta "insuficiente" ya que el propósito de los gremios es celebrar paritarias libres y sin techo. Ello, sumado a la cancelación de la reunión que la CGT iba a celebrar ayer con autoridades nacionales a la espera de un ofrecimiento superador, terminó por torcer la balanza en favor de ir a una huelga general.

"Le pedimos al gobierno una reflexión. Vetó las tarifas, plantearon un ajuste fiscal como único horizonte económico. Pedimos una rectificación de las políticas económicas y aquellas que tienen que ver con la administración del comercio exterior que está destruyendo a la industria", sentenció en conferencia de prensa, el triunviro Héctor Daer.

Posteriormente, Juan Carlos Schmid aseguró que la situación de las y los trabajadores empeorará en los próximos meses si el gobierno insiste con su rumbo económico, y aseveró que la falta de respuestas a los reclamos planteados por la central obrera fue determinante para definir el paro general.

En tanto que Carlos Acuña señaló que el diálogo propuesto por Cambiemos "es solo para la foto". "Esta CGT siempre quiso que al gobierno le vaya bien. Siempre tuvimos la prudencia necesaria para que las cosas se solucionen a través del diálogo. Pero un diálogo que tenga respuesta y no que quede solo para la foto", disparó.

En un comunicado enviado a la prensa, las partes que componen la central obrera afirmaron que la medida de fuerza se funda en la necesidad de expresar un "enérgico repudio al ajuste salvaje" que el gobierno nacional aplica sobre las y los trabajadores.

"El veto a la rebaja de tarifas aprobado por el Congreso Nacional, el anunciado acuerdo con el FMI, sus consecuencias sobre el empleo, la obra pública, los Sistemas de Seguridad Social, las economías regionales y los servicios públicos no hacen más que agravar dramáticamente la ya insoportable situación social", destacaron.

Y añadieron: "No vamos a permitir que el ajuste lo hagan otra vez los que menos tienen, los trabajadores ocupados y desocupados, los jubilados y los sectores más vulnerables, que ya viven en condiciones sociales extremadamente precarias. No vamos a tolerar que se insista en ajustar más la economía social en busca de un equilibrio fiscal. Los números deben cerrar con los trabajadores adentro".


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.