El SEP protestó en el hospital Misericordia

Editar noticia
El gremio realizó una nueva manifestación para reclamar respuestas del ministerio de Salud provincial frente a la situación que atraviesan las y los trabajadores de los nosocomios públicos.

Foto: SEP

Esta mañana, el Sindicato de Empleados Públicos -SEP- llevó a cabo una protesta en el hospital Misericordia -la séptima desde que se declaró en estado de alerta- para reclamar soluciones ante la falta de personal, la precariedad laboral, la inseguridad, la falta de orgánicas y la persecución gremial en los nosocomios de la Provincia.

En el ingreso al centro de salud, las y los representantes sindicales describieron la situación que atraviesan los hospitales y reiteraron cuáles son los principales reclamos planteados por el gremio. 

En tal sentido aseguraron que durante los últimos dos años se han perdido más de 200 puestos de trabajo y se han cerrado servicios en los hospitales por falta de personal. 

En relación a las condiciones precarias de contratación, el SEP denunció la existencia de más de 300 monotributistas en los nosocomios de la Provincia. "El anteaño pasado dejamos en cero la cantidad de monotributos, y a esta altura ya existen más de 300", indicó el secretario general del gremio, José Pihen.

Sobre los problemas de inseguridad, los representantes advirtieron el recrudecimiento de los ataques vandálicos a trabajadores, trabajadoras y pacientes, siendo el hospital Misericordia el lugar donde más problemas se registraron.

En lo que refiere a la falta de orgánicas en los nosocomios provinciales, Pihen precisó que el ministerio de Salud que encabeza Francisco Fortuna no cumplió sus promesas al respecto, motivo por el que las y los trabajadores continúan sin poder ejercer su derecho a la Carrera Administrativa.

Asimismo el titular del SEP avisó que no aceptarán borradores de orgánicas en las futuras negociaciones, tal como sucedió en ocasiones anteriores: "Ya nos dieron cuatro borradores que nunca se aprobaron. Pedimos orgánicas con la aprobación en la mano, o nada".

Por último, el gremio reiteró su rechazo a los casos de persecución que sufren diversos delegados. En ese sentido Pihen señaló que la situación obedece a una "decisión política" de las autoridades provinciales. "Los delegados de nuestra organización sindical son los únicos que levantan la mano y denuncian lo que pasa", manifestó el también titular de la CGT Regional Córdoba.

Si bien el ministerio de Salud continúa sin convocar al gremio para resolver los problemas planteados, se estima que las partes podrían mantener un encuentro en el transcurso de esta semana.

La jornada de protesta realizada hoy por el SEP en el hospital Misericordia fue la séptima, luego de haber manifestado durante los últimos días en el hospital de Niños, la Colonia Vidal Abal de Oliva, la Maternidad Provincial, el hospital Córdoba, los hospitales San Roque y Rawson, y el hospital central de Río Cuarto.


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.