La Intersindical de Mujeres repudió la reforma laboral del macrismo

Editar noticia
A través de un documento, la agrupación de trabajadoras expresó que el proyecto de ajuste ataca los fundamentos del derecho laboral y profundizará aún más la desprotección hacia las mujeres.

Foto: Diario Sindical

La Intersindical de Mujeres de Córdoba -IMC- emitió un documento con duras críticas al proyecto de reforma laboral impulsado por el gobierno nacional.

En las primeras líneas del pronunciamiento, las trabajadoras denunciaron las profundas inequidades que padecen las mujeres en el ámbito laboral. "Desde que las mujeres comenzamos a participar masivamente den el mercado de trabajo, las tasas de desocupación, subocupación e informalidad laboral han sido siempre más elevadas en el ámbito de trabajo femenino,", indicaron.

Y agregaron: "Recibimos un promedio de 27% menos de salario que los varones y esa brecha alcanza el 40% entre las trabajadoras no registradas. Nos cuesta más ingresar al mercado, y mucho más nos cuesta permanecer, estabilizarnos y hacer una carrera que nos permita avanzar posiciones en nuestros espacios de trabajo".

En lo que refiere particularmente al proyecto de reforma laboral del macrismo, las trabajadoras nucleadas en la IMC expresaron que dicha iniciativa no prevé la creación de empleo. "La ausencia de medidas efectivas para garantizar nuevos puestos de trabajo -y de mecanismos para preservar los existentes- redundará en un aumento de la tasa de desocupación femenina", argumentaron.

En segundo término, desde la IMC argumentaron que la reforma incrementará la precarización y la desprotección de trabajadoras y trabajadores subocupados: "Las mujeres sufrimos de manera particular las diferentes formas de precarización laboral que persisten desde hace décadas en el mercado de trabajo.

"Asumimos jornadas de tiempo parcial para cumplir con la mayor pare de las responsabilidades familiares; accedemos a trabajos socialmente menos valorados y con menor remuneración (enfermeras, docentes, secretarias, etc.) porque presentas los 'roles' que la sociedad nos asigna como cuidados naturales dentro y fuera del horas; nos sometemos a formas de contratación más flexibles y con menos derechos", explicaron.

Las trabajadoras manifestaron también que  la introducción de figuras tales como el sistema de prácticas formativas (anteriormente denominadas pasantías) y la redefinición del contrato a tiempo parcial, flexibilizarán las relaciones laborales, contribuyendo al aumento de desigualdad y fomentando la discriminación en el trabajo de las mujeres, tanto en el acceso al empleo como en la disminución de sus salarios.

En tercer lugar, la Intersindical advirtió que el proyecto de reforma laboral excluye a las trabajadoras de casas particulares. Si bien desde la agrupación valoraron positivamente el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares sancionado en 2013 por ser el "primer paso" hacia el reconocimiento de dicha labor, el proyecto de reforma continúa excluyendo al sector de trabajadoras de la Ley de Contrato de Trabajo, "sin razones que lo justifiquen, con el único fin de continuar precarizando el trabajo doméstico".

"En el mismo sentido excluye también a las trabajadoras de casas particulares de la posibilidad de 'blanqueo' -previsto en el proyecto de reforma como modo de 'incentivar' el trabajo registrado luego de años de trabajo en condiciones de informalidad", fundamentaron.

En relación al apartado que exime las empresa de responsabilidad solidaria respecto a empleados y empleadas de subcontratistas, la IMC aseguró: "El proyecto de reforma, además de flexibilizar las obligaciones del empleador principal, prevé excluir de dicha responsabilidad solidaria, actividades delegadas que en muchos casos son desempeñadas por mujeres y se desarrollan en condiciones de precarierdad".

Por último, las trabajadoras nucleadas en la Intersindical aseguraron que el proyecto de reforma consolida la distribución desigual de las tareas de cuidado. "Si bien son auspiciosos los avances del proyecto en materia de licencias, no se modifica el texto original de la Ley de Contrato de Trabajo que resulta discriminatorio para las mujeres en materia de cuidados", destacaron.

Y añadieron: "La posibilidad de promover responsabilidad de cuidado paterno-materno familiares compartidas, resulta insuficiente en la medida en que se trata de condiciones que el/la trabajador/a debe negociar individualmente, a la que vez que presupone la capacidad económica de hacer frente a una reducción salarial de parte del trabajador/a".


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.