La Intersindical de Mujeres ultima detalles para el 8M

Editar noticia
Desde la agrupación que nuclea a trabajadoras de distintos gremios de Córdoba esperan una masiva marcha para la tarde del 8 de marzo. Durante la jornada se realizará un paro de mujeres de dos o tres horas, según las posibilidades de cada sindicato.

Foto: Diario Sindical

A poco más de un año de su creación, la Intersindical de Mujeres de Córdoba -IMC- ultima los detalles previos a lo que será el paro internacional que se realizará en el marco del Día de la Mujer Trabajadora.

"Venimos trabajando conjuntamente desde los primeros días del mes de febrero, mirando hacia el interior de cada gremio, debatiendo en torno a la jornada y planificando distintas actividades", adelantó Ana Morillo, integrante de la IMC y de la comisión de género del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales -SUOEM-, al ser consultada por Diario Sindical.

En relación a las expectativas que desde la IMC tienen para la jornada de lucha impulsada por el colectivo Ni una Menos, Morillo expresó que la intención es garantizar una marcha masiva y la realización de un paro de dos o tres horas, según disponga cada organización sindical.

"La idea es hacer hincapié en la movilización como hecho político, y estamos trabajando para garantizar una columna masiva. Además, durante todo el día vamos a hacer diversas actividades en el marco de un paro de dos o tres horas. Todo eso en función de las posibilidades de cada gremio", explicó Morillo.

En lo que refiere a las razones por las que la Intersindical de Mujeres no convocó formalmente a un paro de 24 horas para el 8 de marzo, Morillo argumentó: "Desde los gremios necesitamos generar acciones con un paro por el tiempo que sea, pero siempre incluyendo a las compañeras. De nada nos sirve pretender hacer un paro por 24 horas cuando en realidad las compañeras trabajadoras no van a adherir".

Y añadió: "Nadie le tiene miedo al paro. Nosotras queremos discutir ya que las compañeras están dispuestas a hacer actividades pero no un paro de gran magnitud. Nuestro desafío es seguir trabajando y construyendo la idea de que necesitamos parar 24 horas y ser, por lo menos, un número considerable de mujeres dispuestas a plegarse a la medida de fuerza. La cobertura gremial no puede ser selectiva, sino colectiva".


Contra la reforma laboral y el ajuste

Las actividades impulsadas por la IMC para el 8 de marzo tendrán como eje el rechazo a la reforma laboral y las políticas de ajuste. Al ser consultada al respecto, Morillo señaló: "Los planes de ajuste vienen de la mano de un estado inexistente, de la liberalización de la economía y de la falta de regulación en las relaciones laborales. En ese marco de pobreza, sometimiento y precarización, asistimos a lo que llamamos 'feminización de la pobreza'. Las mujeres cubrimos el 70 por ciento del trabajo informal en el país, situación que es muy grave. Por ese emotivo, nuestro eje de debate durante la jornada será abordar las implicancias de la reforma laboral y las políticas de ajuste".


Lo que viene

Además de afrontar el desafío de coordinar acciones para el 8M, el objetivo de las casi 40 organizaciones gremiales que integran la Intersindical es profundizar el trabajo realizado el año pasado y encarar nuevos proyectos. "Pese a que todavía no hemos diagramado el 2018, la idea es continuar con los plenarios de debate y discusión política, y también con los cursos de formación con perspectiva de género que llevamos a cabo. A eso le tenemos que sumar el hecho de que necesitamos conocer los procesos que realiza cada compañera al interior de los gremios porque eso también fortalece al conjunto", puntualizó Morillo.


El uso, difusión, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres SOLO si se cita la fuente.