Advierten reducción de presupuesto en Fabricaciones Militares

Editar noticia
Según precisaron desde ATE Villa María, el próximo año se producirán 14 toneladas de pólvora menos, tal como se establece en el Presupuesto 2018.

Foto: Diario Sindical

La seccional de ATE en Villa María denunció que el gobierno nacional prepara un paquete de medidas de ajuste en la industria militar, a través de la reducción del presupuesto y la asociación con empresas privadas.

Según precisaron desde el gremio, el presupuesto para el año 2018 prevé producir 42 toneladas de pólvora, es decir 14 menos que las 56 que se fabricaron durante el año 2016.

“El inicio de la debacle de la Fábrica Militar fue en el año 2016, cuando fabricamos 56 toneladas de pólvora. Es decir que no hay proyectada ninguna reactivación”, manifestó Fernando Mercado, titular de ATE Villa María, quien agregó que las políticas de ajuste también alcanzarán a las demás plantas de la provincia: “Lo mismo pasa con las otras fábricas. De hecho tienen previsto fabricar un sólo vagón para Río Tercero".

Otro de los puntos que las y los trabajadores cuestionan en relación a las medidas del gobierno nacional, tiene que ver con las alianzas que Fabricaciones Militares llevará a cabo con firmas privadas.

En ese sentido, José Gorozo, titular de la CTA Autónoma de Villa María, señaló que tales iniciativas no son nuevas, y que lo importante es conocer cuál de las partes tendrá poder de decisión y ejecución.

"El problema es quién va a conducir esa relación, porque el que está a cargo es (Luis) Caputo, que según ellos mismos dicen, es como un hermano para (Mauricio) Macri”, subrayó.

Más allá de expresar que el vínculo privado-público puede otorgar ventajas como sucedió con Pistolas Browning -donde la fábrica militar tuvo a su cargo el diseño y después de cinco años de transferencia tecnológica se quedó con la marca-, Gorozo aseguró que no se puede construir una "relación viciosa". 

Al respecto, el dirigente recordó el vínculo rubricado entre la Fábrica Militar de Aviones y Lockheed Martin, tras el cual se produjo una caída en la producción y se ordenaron casi mil despidos. "Los norteamericanos despidieron a 900 personas y no fabricaron ni un solo avión”, destacó. 

Por otra parte, en relación al accionar del legislador Darío Capitani, quien se negó a votar una declaración en defensa de las fábricas militares de Río Tercero y Villa María, Mercado enfatizó: “Después de estos dos años, desde el sindicato no les decimos a los trabajadores a quién votar, pero sí les decimos a quién no votar porque éstos (por el gobierno actual) nos llevan a terminar con la industria nacional y al estado quieren dejarlo solo como un fiscalizador”.