Juan Saillén: "Vivimos un caso de persecución"

Editar noticia
El delegado regional del SURRBAC en San Francisco se refirió al despido de un trabajador en la empresa Ashira.

Foto: Prensa SURRBAC

Después de que la empresa de recolección Ashira ordenara el despido de un trabajador, representantes del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba lanzaron duras críticas a la firma.

En ese sentido, al ser consultado por Diario Sindical, el delegado regional Juan Saillén manifestó que el operario cesanteado fue castigado por afiliarse al SURRBAC. 

"Vivimos un caso de persecución sindical de parte de Ashira hacia los trabajadores. En este caso, un empleado decidió afiliarse al SURRBAC y al otro día ordenaron su despido automáticamente", aseguró.

Además de apuntar contra la empresa, el gremio de recolectores de Córdoba responsabilizó al Sindicato de Camioneros, organización con la que mantiene una disputa por la representación de los empleados y empleadas de Ashira.

"El sindicato y la empresa llegaron a un acuerdo y ordenaron el despido. Camioneros plantea que el compañero tenía bajo rendimiento y no quería salir a trabajar, algo que no es cierto", señalo Saillén.

Y agregó: "El compañero estaba afiliado a Camioneros y era explotado por la empresa porque requerían sus servicios a cualquier hora. Es más, él no tiene ninguna mancha en su legajo. Estamos ante un caso de despido sin causa".

Por otra parte, desde el SURRBAC -cuyos activistas se encuentran apostados frente a las instalaciones de Ashira sin afectar el servicio- denunciaron que las unidades móviles de la empresa no se encuentran en condiciones para salir a realizar la recolección en la ciudad. 

"Hay muchos camiones que no cumplen con los requerimientos ya que tienen parabrisas rotos, cubiertas con bubones y no se encuentran en condiciones higiénicas", detallaron.

Después de presentar un petitorio en el ministerio de Trabajo y reunirse con autoridades municipales, Juan Saillén avisó que si no obtienen soluciones el gremio profundizará las medidas.

"El trabajador tiene que recuperar su fuente laboral. Eso no es negociable. No vamos a levantar la medida de ninguna manera si no hay una solución", concluyó.