Sin acuerdo por los choferes despedidos

Editar noticia
La UTA y las empresas de transporte no llegaron a un acuerdo en el último día de conciliación obligatoria. Jorge Kiener adelantó que decidirán los pasos a seguir mediante asamblea. La Intersindical de Mujeres denunció amenazas.

Foto: Diario Sindical

En el último día de conciliación obligatoria, la Unión Tranviarios Automotor y las empresas de transporte no arribaron a un acuerdo, motivo por el que sigue sin definirse las situación de los más de 180 choferes cesanteados.

Desde la UTA adelantaron que a partir de ahora solicitarán el archivo de las actuaciones y realizarán asambleas para determinar los pasos a seguir. 

Frente a la posibilidad de llevar a cabo medidas de fuerza, el secretario del Interior del gremio, Jorge Kiener, adelantó que no descartan ninguna posibilidad. "No quiero anticiparme a nada. Soy cauto, paciente y el servicio se está prestando. Nosotros asumimos nuestras culpas y errores pero no nos vamos a comer 180 despidos", enfatizó.


El ministerio de Trabajo "instó" al diálogo

La cartera laboral que lidera Omar Sereno exhortó a la UTA y a FETAP a "mantener la paz social y laboral" y a continuar en el ámbito privado el diálogo, aun habiendo vencido los plazos previstos en la Ley 7.565". 


Denuncia de la Intersindical

La Intersindical de Mujeres junto a las y los delegados destituidos se hicieron presentes en la sede del ministerio de Trabajo para acompañar el reclamo de las y los conductores despedidos. Desde la agrupación denunciaron que un grupo de personas enviado por la intervención de UTA profirió amenazas para que las trabajadoras se retiraran del lugar.